martes, 18 de noviembre de 2008

Matrimonio Compulsivo

Anoche decidí ver la nueva "peli" de Ben Stiller...

A mi me suelen gustar los actores de lo que en Hollywood denominan el "frat pack". INCISO. La explicación es algo así como: un grupo de actores/directores/productores que, aproximadamente, han nacido en el mismo año y/o han estudiado juntos que, además de ser buenos amigos, entre ellos se montan sus propias películas; así, por ejemplo, tenemos en el grupo a Steve Carell, Will Ferrell, Jack Black, Owen Wilson y Ben Stiller entre otros. FIN INCISO.

Total que, si me gustan los "frat pack", por extensión me gusta Ben Stiller que es el protagonista de esta cinta. Y encima dirigen los hermanos Farrelly. Además, tenía muchas ganas de ver una comedia y reirme un rato... y eso ayuda.

La historia... perdón, LA HISTORIAAAAAAAAA!!! VOY.

La historia nos cuenta cómo Eddie (Ben Stiller) a sus 40 años sigue soltero y no por falta de ligues precisamente. El problema principal es que, tal y como le dicen su padre (interpretado por su padre en la vida real, el actor Jerry Stiller) y sus amigos, siempre encuentra en las mujeres cosas negativas que le hacen rechazar el matrimonio en vez de buscar las cosas buenas que le harían dar ese paso.

Así, después de asistir como invitado a la boda de su última ex-novia donde es ridiculizado tanto por invitados como por ella y su ex-suegro (genial el punto de la mesa de invitados y los hermanos insolentes), conoce casualmente a una chica a la que le acaban de robar el bolso al salir de una lavandería.

Eddie regenta una tienda de artículos deportivos y, en el momento en que está hablando con su padre sobre la chica, Lila, ella aparece con la excusa de comprar una prenda. En realidad, claro está, lo que ocurre es que quiere conocerlo ya que la atracción del primer encuentro fue mutua.

Deciden empezar una relación y Eddie, temiendo volver a arrepentirse, al ver que ella es destinada en su "trabajo" a otro país durante 2 años y sabiendo que la única forma de impedirlo es a través del matrimonio, decide casarse con Lila. Lo de su "trabajo" escrito entre comillas lo dejo ahí, para cuando la veais.

Todos es perfecto entre los dos durante el noviazgo, ella es dulce, atenta y cariñosa pero, a las pocas horas de casarse, algo ocurre.

Lila comienza a comportarse tal y como es ella que es, como poco, algo más extravagante de lo que venía mostrando hasta esos momentos. Así, ya directamente en el viaje que hacen en coche hacia México por su luna de miel, Eddie descubre los estrafalarios gustos musicales de Lila...

Ya instalados en el hotel las cosas no siguen tal y como Eddie hubiera querido. Lila, siguiendo con el tema de su no-dulzura, le pide una noche de sexo desenfrenado y salvaje... que él no es capaz de llevar nada bien. Al día siguiente en la playa, mientras él precavido le dice a Lila que se ponga protector solar ella, argumentando que quiere un gran moreno, le lleva la contraria y se embadurna hasta los sobacos de aceite bronceador.

A todo esto, y casi sin querer, Eddie conoce en el hotel a Miranda, una chica dulce y amable que, tras un segundo encuentro donde acaba tomando copas con su familia y con ella, le hace pensar que se ha precipitado en su matrimonio y que realmente Miranda es la mujer que andaba buscando.

¿Cómo acaba todo?... Bueno pues es una película de dos de los directores más irreverentes del cine norteamericano asi que te puedes esperar de todo...

Tal y como decía al principio, me he echado unas buenas risas con esta película. Bien es cierto que te tiene que gustar el humor de Peter y Bob Farrelly, los directores, porque si no conseguiste tragarte "Pegado a ti" o su gran obra (según muchos) "Algo pasa con Mary" esta película no es para ti.

Ahora bien, si además de ser fan de ellos, disfrutaste de estas dos películas (o, también, "Yo, yo mismo e Irene", se me ocurre) con esta película no te aburriras. Además de su típico humor escatológico (que si penes, orina y demás) seguro que te sacan una sonrisa los mariachis, la escena de la medusa, o la explicación del tabique nasal de Lila, por poner sólo tres ejemplos.




Otros Posts



4 comentarios:

juan vasco hernández dijo...

Esta peli está chula y tiene algunos puntos fuertes, pero para mí las mejores de los hermanos Farelly son, como bien dices "Algo pasa con Mary", también, "Dos tontos muy tontos" y "Vaya par de idiotas", que me parece buenísima. A partir de ahí creo que se han vuelto más románticos y ya no hay tanto cachondeo.

Por cierto no sabía que este hombre era el padre de Ben Stiller.


Saludooos!!!

Maria Muffin dijo...

Esa película me hizo reir muchísimo, pienso que no es la peli del siglo, pero dentro de las comedias, es de las que me ha hecho reir de verdad.

Un besito.

Trepamuros dijo...

A mi me decepcionó. Tiene puntos divertidos pero otros muy aburridos. Creo que los Farrelly dejaron de ser lo que eran hace mucho. Además, creo que el trailer de la película mostró todo el humor de la misma, lo cual siempre es desagradable a la hora de visionarla.

Daniel dijo...

Buenas...

Pozí, por un lado los Farrelly ya no son lo que eran pero, por otro, siguen siendo los mejores en ese tipo de humor. No sé, así a botepronto se me ocurren algunas películas que intentan emularlos que se quedan en una "mielda" pincha en un palo como por ejemplo: "No es otra estúpida película americana" (un, dos, tres, responda otra vez!), "Aún sé lo que hicisteis el último viernes 13"!! Muy bien señora, 2 puntos!

Total, es lo que tiene el star system norteamericano que si quieres pertenecer a la élite, tienes que pasar por el aro...

Abrazos para ellos; besos para ella.