lunes, abril 12, 2010

Y ahora... ¿qué?

Esta misma pregunta me llevo haciendo desde el lunes 8 de febrero, cuando me confirmaron mi nuevo trabajo...

Hace algún tiempo, unos meses atrás, estuve tentado de cerrar el blog; bueno, no cerrarlo en el sentido convencional de la palabra, si no más bien dejarlo aparcado. El tema es que, viendo que poquito a poco sois más los que usáis parte de vuestro preciado tiempo en leer y dejar comentarios en las tonterías que escribo e, incluso, algunos os habéis atrevido a formar parte de la lista de seguidores, decidí continuar.

Antes de cambiar de opinión estaba un poco cansado porque, desde 2009, me propuse actualizar cada 48 horas y no siempre conseguía encontrar cosas con un mínimo de interés con el consiguiente desgaste. Además, estaba bajo de ánimo porque nos llegó un parón imprevisto en la gira y no sabía que sería de mi futuro inmediato... Vamos, impresvisto para nosotros los actores, los de producción lo sabían muy claramente y no fueron lo suficientemente profesionales como para comunicárnoslo con tiempo como para buscarnos otro trabajo.

Siempre tengo mis post comodines (como muchos de vosotros, imagino) que dejo programados para rellenar mientras sigo sacando cosas más actuales como los estrenos que veo en cine o los ya famosos "post reivindicativos" pero, durante todo enero, veía que se acercaba el día en que tenía el último programado y no se me ocurria nada más, no me sentía inspirado para escribir... Menos mal que estuvo ahí la SGAE para darme juego y reactivar un poco mi escritura, podría decir que fueron mi musa, ¡jejeje!

Ahora, a punto de embarcarme en un nuevo proyecto (y nunca mejor dicho), sólo puedo preguntarme "¿y ahora qué?" y responderme "pues ahora nada; ahora parón". Pero parón obligado, ojo.

Os cuento.

Uno de los pocos castings que hice en enero dió sus frutos y, a principios de febrero, me llamaron para confirmarme que querían contar conmigo. Querían contar conmigo como actor y monologuista en un show de cantantes. Querían contar conmigo como actor y monologuista en un show de cantantes para un crucero.


Y ahí está el "poblema". El contrato es de unos 7 meses, partimos el 23 de abril y no volvemos hasta el 8 de noviembre porque, aunque la duración de cada crucero es de 7 noches, nos han contratado para toda la temporada y cada semana partimos a un nuevo destino. Además, nosotros embarcamos el 14 de abril para ensayar el espectáculo en el teatro del barco.


Así que, como decía antes, me veo obligado a dejar aparcado el blog durante una buena temporada y me da pena. Mira que es una chorrada, que sólo a un par de vosotros os conozco en persona, pero estar aquí en la red intercambiando opiniones es algo que me ha enganchado.

Como imagino que el barco tendrá wifi, intentaré hacer un pequeño diario de viaje semanal e ir subiendo fotos. No prometo nada.

Además, he dejado un par de post programados de cara al mes de mayo para que esto no quede del todo parado por pura nostalgia. El último sale el 30 de mayo.


Las fotos, por cierto, son reales. Ese es el barco en el que voy a trabajar y esas son las rutas que voy a hacer, explicadas mejor en este link:


http://www.iberocruceros.com/destinos/adriático-y-egeo.aspx

Nada más. Despedirme temporalmente de vosotros y desearos felices vacaciones, felices cumpleaños y felices partos... y que cada cuál coja lo suyo, jejeje. ¡Nos "vemos" en noviembre!
Ah, y ¡FELIZ CUMPLEAÑOS SONIA!

Pd: acabo de dejar programado un post para el día 1 de mayo con videos de la semana de preparación a bordo de un barco similar. Ya me contaréis...