jueves, mayo 26, 2011

Doctor Who (versión moderna)

Matizo entre paréntesis porque me estoy viendo la serie de ahora, siglo XXI, ya que la antigua no he logrado encontrarla.

Fue mi amigo Juan Carlos quién me descubrió esta serie. En el breve período de tiempo que compartimos piso, una noche después de cenar me dice "Me han pasado los DVDs de la segunda temporada de Doctor Who" y yo "¿Doctor quién...?". Vale, chiste malo, pero de verdad que no sabía a qué se refería en esos momentos.

Pilla el episodio por el que iba, nos sentamos a verlo y aparece un personaje que se hace llamar a sí mismo El Doctor y que sobreactua un poco, acompañado de una chica rubia y un chico negro en lo que, me aclara Juan Carlos, es una Tierra paralela que ha sido invadida por robots. Resulta que forman parte del plantel de secundarios recurrentes y se llaman Cybermen porque son humanos transformados en máquinas.

"Esta muy bien" me dice Juan Carlos "porque todos los capítulos son autoconclusivos y de diferente temática", y justo cuando se termina este, aparece un gran CONTINUARÁ... "Vale, menos este" y nos echamos unas risas.

Y ahora, entrando más en materia, confieso que me he hecho con las 3 primeras temporadas y
que, yendo por el capítulo 5 de la tercera, estoy enganchado del todo.

SOBRE LA SERIE (Y CON SPOILERS).

El Doctor es un viajero temporal. Es un Señor del Tiempo (de hecho es el último Señor del Tiempo) que se dedica a ir atrás y adelante en el tiempo con su nave espacial con forma de cabina de teléfono de policía (la Tardis) y a visitar millones de mundos y siempre, siempre, busca una ayudante femenina y guapetona. Que es doctor, pero no tonto.

En el primer episodio de la versión moderna, Londres enloquece ante el ataque de cualquier elemento formado por plástico ya que este ha cobrado vida. Los maniquíes de las tiendas, los cubos de basura, todo lo que esté compuesto por plástico.... Y cuando Rose está a punto de caer ante una orda de maniquís, aparece El Doctor a su rescate. Por supuesto, ella queda fascinada por todo lo que rodea a este extraño hombre y decide abandonar a su novio y su familia y marcharse a recorrer galaxias lo cual, como decía, asegura gran diversidad de un episodio a otro.


En el segundo capítulo, desde una nave en órbita, nuestros protagonistas contemplan el día del fin de la Tierra rodeados de los personajes más varipintos: el Rostro de Bo (una cara gigantesca flotante en un gran cubo), la última humana (un trozo de piel con cara completamente estirado a base de operarse todas las "protuberancias") y prácticamente cualquier ser que se os pueda ocurrir.

Después los tenemos en el siglo XVIII luchando contra muertos vivientes; en el futuro, en Nueva Nueva Nueva Nueva York; en un mundo gobernado por gatos humanoides; luchando contra una araña gigante; conociendo a Shakespeare y ayudándolo contra unas brujas; salvando de la muerte en el pasado al padre de Rose... y mil cosas más.

Aunque todo esto está muy bien porque te permite descubrir siempre cosas nuevas, también tiene su parte mala. A mí en particular me aburren soberanamente los capítulos centrados en los Daleks (una especie de robots que lo único que quieren es matar a cualquier otra forma de vida), a pesar de ser de los más seguidos por la gente.

Con todo y con eso, como decía al comienzo, estoy enganchadillo a la serie. Por ejemplo, al ser ciencia ficción y ser el protagonista un extraterreste, cada cierto tiempo se regenera y cambia de cuerpo, con lo que tenemos un nuevo Doctor justo al final del último episodio de la primera temporada, introduciéndolo así para la siguiente. Que lo cuento así porque para el final de la segunda temporada es mucho más dramático y hasta me llegó a emocionar lo que sucede.

Por cierto, como anécdota: Para que no se filtrara nada grabado de los episodios y engañar a los posibles piratas, al ser enviados a la sala de montaje, en las cajas llevaba escrito la palabra "Torchwood". Además de ser un anagrama de Doctor Who y una empresa paranormal dentro de la propia serie, pasó a ser también el nombre del spin off que sigue centrándose en elementos de ciencia ficción, pero desde un punto de vista más serio.

Total, que os la recomiendo, que seguro que echáis unas buenas tardes con más de un capítulo ahí tiraos en el sofá con el aire acondicionado ahora que por fin llega el calor...

¡Un saludo!

Doctor Who - Trailer 2011