sábado, abril 25, 2009

Disney: Cortometrajes (III) Silly Symphony

No queria terminar esta serie de post sin comentar, acompañado de algunos videos, por supuesto, la serie de cortometrajes conocidos como los "Silly Symphony". En ellos vemos a personajes no conocidos de la factoría Disney acompañados únicamente de sinfonía.

A pesar de no contar entre sus fotogramas con el testarudo pato Donald, el torpe Goofy o el carismático Mickey, se han editado DVDs recopilando gran parte de este material.

El primero en abrir esta serie es "Skeleton Dance" cuyo único responsable, ya que tanto la animación como los dibujos los hizo una sóla persona, fue el artista Ubbe Iwerks. El video de lo que podía hacer él solito, aquí:







Ya en 1932, y una vez desertará Iwerks por no encontrarse a gusto bajo el mandato de Disney, Walt tuvo que contratar a un pequeño grupo de animadores con los que consiguió crear trabajos como "El Rey Neptuno", "Flores y Árboles" o "Music Land" entre otros.






King Neptuno





Flowers and Trees






Music Land


Como los Silly Symphony comenzaron a ser un éxito, Disney no desaprovechó la oportunidad para promocionar, un poco más si cabe, al gran pilar de la casa, Mickey Mouse. Muestra de ello está en el siguiente cortometraje titulado "Band Concert" donde, de forma muy divertida, nuestro afable ratón trata de dar un concierto aunque la misma naturaleza trate de impedirlo:







Por último, y con esto ya acabo que siempre me salen post extensísimos, caray, Disney quiso aprovechar el éxito de sus" Silly" para acercarnos a través cuentos populares como "La Liebre y La Tortuga", "Ratón de Campo, Ratón de Ciudad" o "A Través del Espejo":





La Liebre y La Tortuga






Ratón de Campo






A Través del Espejo


Una vez más, espero que hayais pasado un buen rato y os haya resultado mínimamente entretenido.


Saludos...

jueves, abril 23, 2009

Paris, Paris

Anoche nos aventuramos Silvia y yo a ver esta película al cine sin saber ni de qué iba. Sólo sabíamos que era del director de la maravillosa "Los Chicos del Coro" (Christophe Barratier) y que contaba también con parte del elenco de la misma.

LÈ PELICULÈ...

Aunque comienza en el 31 de diciembre de 1935, el groso de la película transcurre en el París de 1936.

Pigoil (interpretado por Gerard Jugnot), es un trabajador de clase media-baja del teatro "Chansonia". Allí trabaja también su mujer como parte del elenco de artistas. El problema es que, a pesar de ser esposa de Pigoil, tiene escarceos amorosos con otros dos compañeros de trabajo por lo que, cuando el teatro cierra debido a la desaparición de su dueño (eso lo dejo ahí, para cuando la veais vosotros) ella se marcha de la ciudad con otro hombre dejando a nuestro protagonista al cuidado de su único hijo.

El chico, viendo que el padre está en paro, intenta ayudar con la economía familiar y, sin que este lo sepa, aprende a tocar el acordeón para poder pedir dinero a cambio de unas pocas canciones por las calles y bares de París. Quiere la mala suerte que, uno de estos días, sea detenido junto con su amigo por estar prohibida la mendicidad y, cuando llega a oidos de la madre, sea apartado del lado de su progenitor. Al estar este en paro y ser consumidor habitual de vino, ni siquiera le está permitido conocer el nuevo paradero de su hijo, cosa que se agrava con la mala actuación materna ya que, cada vez que Pigoil escribe a su hijo, la carta acaba en el cajón de una cómoda de la madre.

Viendo que la situación es insostenible y queriendo recuperar a su hijo, nuestro protagonista decide reabrir el teatro junto con la ayuda de antiguos trabajadores. Así, una vez rehabilitado, vemos una divertida sesión de casting en la que buscan artistas que estén dispuestos a trabajar por el mísero salario de taquilla ya que no tienen ni para empezar. El azar hace que aparezca una bella chica (la debutante Nora Arnezeder) buscando cualquier tipo de trabajo que es la que, a la postre, más aptitudes demostrará tener para el escenario. El problema es que viene "recomendada" por un tipo asociado a los bajos fondos que no duda en atormentar o incluso asesinar a quién haga falta.

A partir de aquí tenemos un imposible triángulo amoroso, momentos duros para según qué personajes, y alguna que otra dosis de alegría para intentar vencer la adversidad.

Tenemos muchos más personajes interesantes como "Mister Radio", un octogenario que vive desde hace años encerrado en su casa sin salir y cuya historia resuelven pasada la segunda mitad de la película, o algunos de los secundarios como "El Príncipe de los Imitadores" que no sabe si declinarse hacia su sobreestimada carrera (pequeño artista, gran ego) o quedarse al lado de sus amigos. Pero eso ya es para verlo.


C´EST FINI

Son dos horas de metraje que, justo cuando empezan a hacerse largas, llegan a su fin y aunque es una cinta sin grandes alardes de producción, si consigues engancharte a las vidas de estas personas, tiene momentos emotivos que pueden llegar a sacarte alguna lagrimita. Por eso, aunque hay cosas que se ven venir y tal vez no estén los tiempos para ver un melodrama, creo que es una cinta bastante recomendable.




martes, abril 21, 2009

Spidergirl

Hace tiempo que no dejo comentarios de un comic por aquí, así que ya toca; antes, eso sí, un poco de historia.

Spidergirl es la hija del Spiderman original, nuestro Peter Parker de toda la vida y no es de un universo paralelo. ¿Cómorl?

Pues resulta que el tema empezó a raiz de los sucesos narrados en la colección mensual del trepamuros. En plena ecatombe de acontecimientos más o menos fallidos (léase la "Saga del Clon" de los 90; el resucitar a Norman Osborn de manera innecesaria; la también resurreción de tía May de manera aún más innecesaria, tras una muerte que nos enterneció a más de uno por lo bien narrada que estaba, allá por el Amazing Spiderman #400, y un largo etcétera). Decía que, después de muchos pasos fallidos y vueltas de tuerca traidas por los pelos, Marvel decide evolucionar el matrimonio de Peter y Mary Jane y, con una viñeta homenaje a aquella de Romita Sr., MJ anuncia a Peter que le ha tocado la lotería: está embarazada.

Yo soy de los que se incluye entre la legión de fans que no le pareció mal el asunto y contaba los días esperando que "diese a luz" y ver cómo les había salido el bebé. No físicamente, digo qué tipo de poderes y cómo manejarían a un crío que se ponía a gatear por los techos del piso.

Al poco tiempo anuncian que, lo que Mary Jane alumbraría, sería una niña. Y poco después volvieron a lo narrado parrafos atrás...

De pronto, algún lumbreras pensó que Peter ya parecía demasiado mayor cargando con un matrimonio en sus redes, como para ahora hacerlo padre y que perderían lectores jóvenes por no identificarse con él. INCISO. Es muy lógico, por eso yo NO empecé a "leer" comics de Spiderman de Bruguera cuando apenas sabía leer, por que no me identificaba con un personaje que iba al instituto y, poco tiempo después, a la facultad. Así mismo, por eso no compraba unos años después "Los 4 Fantásticos" porque tampoco me identificaba perfectamente con el matrimonio de un científico super inteligente que tenía 2 hijos... ¡Ah, no, espera que SI los compraba! FIN INCISO.

Total que, retomando una vez más, el listo de turno hizo que el mal resucitado Norman Osborn estuviera pendiente allí en el hospital haciendo noche al lado de MJ para, una vez comenzado el parto, poder secuestrar a su hija sin que nadie supiera donde estaba.


Y así seguimos por los siglos de los siglos.


Gracias a los dioses el gran Tom DeFalco tuvo una idea magistral para la serie "What If...". En estos comics se explora una opción diferente a la ocurrida en la continuidad oficial de los comics. Es decir, y por hacerlo corto, en el número 105 de ""What If..." se plantea la posibilidad de que la hija de Peter y Mary Jane se hubiese salvado del secuestro llegando a tener una vida al lado de sus padres.

Fue tal el éxito de ventas del mencionado número que el mismo DeFalco con Pat Olliffe a los lápices, lanzaron al mercado una colección con el título de "Spidergirl". En sus 150 números (divididos en dos volúmenes) se nos cuentan las aventuras de May Parker y, aunque en las portadas aparece el logo "MC2", referido a universo "Marvel Comics 2", los propios autores dijeron que esto debería ser el futuro oficial del universo Marvel de toda la vida.

Sea como sea, cada uno de los números atesoran una calidad y un amor hacia los comics originales como casi nunca se ha visto. Tenemos un nuevo elenco de secundarios creados para la ocasión como los amigos de May en su instituto pero es que también tenemos homenajes por doquier ya que, la mayoría de villanos y héroes de este universo, se basan en los de toda la vida. Así por ejemplo, nos encontramos con un Normie Osborn (el nieto de Norman e hijo de Harry) bastante crecidito ya, que toma el relevo generacional con el manto del Duende Verde; pero también encontramos a Benjamin Franklin (el hijo de Mister Fantástico y la Mujer Invisible) al mando de los nuevos "5 Fantásticos"; o a la hija, sí hija, de Steve Roger el ahora difunto Capitán América llevando sus mismo colores en la lucha contra el mal; o a DarkDevil, un héroe basado en el retirado Daredevil cuya identidad no conoce nadie... Guiños varios como los cambios de uniforme de Spidergirl o el reencuentro con secundarios o villanos de la etapa en que Peter era Spiderman... En fin, un montón de buenos momentos que los amantes del cabeza de red no deberían dejar de leer.



¿Ya he terminado? ¡Pues no!

Todo este rollo os he metido para hacer lo que realmente venía a hacer: poner a parir a Panini.

Resulta (prometo ser breve) que como la colección no es un super ventas, depués de pasar por varios formatos, Panini ha conseguido encontrar la fórmula que, siendo viable para ellos económicamente, nos permita leerlo en perfecto castellano: Una vez al año (sobre marzo) saca un tomo llamado "Marvel Monster Spidergirl" que incluye 12 números USA en su interior.

Vale, cuesta digerir el ser seguidor de la serie con esta cadencia anual pero menos es nada.

Por lo que no paso es lo que han hecho con este último tomo. Resulta que, en vez de incluir más números de los 12 pactados por tomo, ¡nos han dejado una historia sin cerrar! Estás tú tranquilamente leyendo el comic y, cuando llegas al final del número 83, con Spidergirl en el suelo a merced de su enemigo te encuentras un cartelito que dice "concluye en el próximo tomo". ¡concluye en el próximo tomo! ¡¡En el que van a sacar en marzo de 2010!! ¡¡Anda a cagar a la vía, hombre!!


Estos señores me van a tener de comprador de esta serie sólo por dos cosas: 1) tengo todos los números desde el mencionado "what if..." y 2) el primer volumen de Spidergirl acaba en el número 100 (es decir, dos tomos más), si no ¡anda y que no me descargaba yo esto y me lo leía en digital, hombre ya!

domingo, abril 19, 2009

Antes que el diablo sepa que has muerto

Con este título tan largo ya pensaba yo que la película sería más larga que la cutre-novela "Yo soy Bea"... menos mal que no pasaba de las dos horas. La película, digo.



VAMOS A LO QUE VAMOS, QUE "ALUEGO" NOS LIAMOS...


La dura historia de dos hermanos con problemas económicos les acarrea más problemas de lo que pensaban.

Ea, ya está. Muchas gracias...

Venga va, que me estiro (es que ni una bromita me pasais, ni una! snif!).

Philip Seymour Hoffman y Ethan Hawke interpretan a Andy y Hank respectivamente, dos hermanos con un mismo problema pero por motivos muy diferentes. Andy es un ejecutivo corrupto enganchado a la heroína (ahora aquí debería ir un chiste de Wonderwoman pero como la película es un drama, pues nada). Hank está arruinado porque casi la totalidad de su nómina la destina a pagar la pensión de su hija y su ex-mujer y le debe cerca de 3000 dólares.

En un acto desesperado aunque calculado Andy fuerza a su hermano a ser partícipe de su plan: conseguiran casi 600.000 dólares, a repartir a partes iguales, en el atraco a una joyería afincada en un centro comercial. El robo, según Andy, es sencillo ya que se trata de un negocio familiar, la dueña es una anciana y lo efectuaran a primera hora de la mañana del sábado cuando esté haciendo el recuento de caja de toda la semana; además, conocen perfectamente la caja fuerte del local y cómo es la alarma antirobo.


Sólo hay un problema en todo este plan: la joyería pertenece a sus propios padres.

Andy convence a Hank: como el robo será el sábado por la mañana sus padres libran y se estará encargando de la joyería la amiga de su madre. Además, para que no haya ningún tipo de problema, no usaran ningún tipo de arma, sólo robaran a base de intimidación.

(Sí amigüitos, también sale la bella e infravalorada Marisa Tomei...)

Hank acepta, previo adelanto de 2000 dólares por parte de su hermano y decide alquilar un coche para que no lo identifiquen. A pesar de eso, y como Andy con excusas vanales no va a participar en el robo en sí, Hank decide visitar a un colega que se gana la vida haciendo "trabajitos" y le ofrece una parte del botín. Este amigo accede pero no acepta ningún tipo de norma por lo que, cuando entra en la joyería encañona a la anciana dependienta con una pistola.

En un momento de despiste, la anciana saca un revolver de un cajón y dispara al atracador pero este, antes de fallecer, dispara también a la mujer.

Hank oye los disparos, arranca despavorido el coche y corre a contarselo a su hermano...

El problema real es cuando, fingiendo no saber nada, acuden al hospital a ver a la víctima que y descubren que la dependienta no fue a trabajar ese día: quién está en la cama en coma es su propia madre.

A partir de aquí, y siempre en base al drama, se desarrolla un conflicto muy bien contado por el director Sidney Lumet que intercala las historias de cada personaje en diversos días tanto previos al atraco como del mismo.


VENGA, QUE ME DESPIDO YA...


Os recomiendo muchísimo está película desde ya. A mi por lo menos me sorprendió gratamente porque, van tan interrelacionadas las historias de todos y cada uno de los personajes, que me pareció magistral como está tejida la tela de araña. Andy, Hank, la madre, la mujer de Andy, la ex-mujer de Hank, la amante de Hank, la adicción de Andy, el colega de Hank, la viuda del colega, el hermano de ella, el padre de Andy y Hank...

Sólo una cosa más: Philip Seymour Hoffman es un actorazo. Y si no me creeis fijaros en sus manos en esta película... ¡O es muy bueno con su "mono" o va puesto de verdad, ejem