viernes, febrero 05, 2010

Según la RAE, Joputa: Masc. Sing. "perteneciente a la SGAE"

Lo siento.

De verdad, me váis a perdonar por dos motivos.

1.- Cuando abrí el blog fué con una condición (interna mía, pa mi pa cumplirla yo, vamos) de no usar palabras malsonantes porque para eso ya está, por ejemplo, Belen Esteban en Sálvame. De ahí que, en ocasiones, escriba algo como "c*ñ*" para sustituirlo por la palabra original que todos conocemos tan bien.

2.- También pido disculpas porque estoy demasiado reiterativo en el tema este. No tengo excusa, de verdad, pero es que me hierve la sangre. Os cuento y prometo ser breve.

Viendo el telediario de anoche, y después de sulfurarme por la noticia de que la CIA y la Fuerza Aérea Peruana derribó por error una avioneta donde pensaban que iban narcotraficantes pero que en realidad era una familia y murieron la mujer y uno de los hijos pequeños (que también tiene cojones el tema, os dejo el link AQUI). Después de cabrearme por eso que sucedió hace 9 años ya, decía, dan la noticia de que la SGAE se ha presentado en un instituto de A Coruña para cobrarles 95 euros por la representación de una obra de teatro de los alumnos.


¡¡PERO QUE COÑO ES ESTO!!


Yo empecé así. Yo soy actor porque, en el instituto, me apunté a teatro. Y era de forma extraoficial a las clases. Algunos días a la semana, después de las clases y durante varios meses, los alumnos que amabamos la interpretación nos quedábamos un par de horas ensayando en vez de irnos a nuestra casita tranquilamente a hacer los deberes. De febrero a junio. Sin cobrar un duro. Por amor al arte.

Y la representación, que era en el salón de actos del instituto y que veían tus padres, tus amigos, tus compañeros de clase y quién quisiera pasar por allí, ¡la representación también se hacía por amor al arte, señores de la SGAE, nadie cobraba una puta peseta porque la entrada era GRATIS! ¿Saben cuál era nuestra recompensa, señores de la SGAE? Los mismos profesores que nos ayudaban a preparar la obra con el sudor de sus frentes, pedían fondos al director del colegio y nos llevaban a pasar un día a Isla Mágica, el parque de atracciones de Sevilla... ¡esa era nuestra paga, joder!

¿Cómo tiene algún subnormal profundo (porque otra definición mejor no hay a estas alturas) los santos cojones de ir a un instituto a decir que les paguen los derechos de autor por una obra de teatro de fin de curso? Vale que la representación se hace fuera de su salón de actos, pero es lo mismo...

Señores de la SGAE: OJALÁ LES DEN MUCHOS METROS POR EL SACO Y SE VAYAN TODOS A HACER COMPAÑÍA A LA COLA DEL PARO A LOS POBRES 4 MILLONES DE TRABAJADORES QUE HAY YA, ¡¡¡COJONES!!!


jueves, febrero 04, 2010

Sherlock Holmes

La crítica dice de esta película que es un poco "James Bond" y que este no es el verdadero Sherlock Holmes... Pues yo no estoy de acuerdo. Vale que el tío reparte galletas a diestro y siniestro pero no veo por ningún lado la chulería, el machismo, la cara de palo, el mal humor y los super gadgets del agente 007.

De todas formas, si eres fan de Guy Ritchie o, como mínimo, te han gustado trabajos suyos como "RocknRolla" y "Snatch, cerdos y diamantes", no creo que te desagrade esta película.


ELEMENTAL, QUERIDO WATSON:


Comenzamos con un Holmes como un tipo algo dejado a nivel personal: barba de cinco días, ropajes no muy apropiados, la casa hecha una pocilga...

El pobre Sherlock lleva varios meses sin conseguir ningún nuevo caso y eso le está pasando factura día a día así que cuando entra en acción Lord Blackwood, el villano de la película y miembro de una organización masónica, Holmes vuelve a la acción.

Y nunca mejor dicho lo de volver a la acción porque este Sherlock no es sólo el mejor detective del mundo, también es un tipo que sabe repartir puñetazos bien dados y, con ayuda de su siempre inseparable Watson, logra derrotar a Blackwood e interrumpir un ritual donde iba a ser sacrificada una mujer.

Una vez detenido, es llevado a juicio y ahorcado por otros crímenes cometidos.

Cuando todo vuelve a la calma, entra en escena el antiguo amor de nuestro protagonista, la siempre guapísima Rachel McAdams (qué le voy a hacer, soy rarito, me vuelve loco esta mujer) interpretando a la única fémina que una vez venció a Holmes y consiguió enamorarle, Irene Adler.

(La McAdams, pal que no tenga claro de que es lo que hablo... ejem.)



Por si no fuera suficiente transtorno, Sherlock se entera que Lord Blackwood, del que el doctor Watson había confirmado su muerte al hacerle la autopsia, en realidad sigue vivo y ha huido del cementerio donde se encontraba enterrado tratando de vengarse.


MÁS O MENOS ESA ES LA TRAMA, AHORA MI OPINIÓN...


Los puristas dicen que esto no es Sherlock Holmes pero yo no lo veo así.

Londres está correctamente recreada en la época a la que corresponde la historia; los personajes principales conservan sus nombres originales, viven en la misma dirección (221 de Baker Street) y visten acorde con el entorno y lo que uno espera de finales del siglo XIX; Holmes fuma, como siempre, en su pipa y toca su violín; además, sus capacidades como detective no sólo siguen ahí, intactas, si no que las aplica en más campos que sólo en el de la investigación (a la hora de pelear, analiza los puntos débiles de su enemigo para derrotarlo con relativa facilidad)... y todo con bastante sentido del humor.


Evolucionar o morir, que diría más de uno. Pienso que es una adaptación muy lograda y correctamente actualizada al cine que estamos acostumbrados a ver en estos últimos años donde, ante todo, priman el circo y los fuegos artificiales.

También Ritchie, el director, ha estado acertado al acompañar la banda sonora de instrumentos de cuerda para recordarnos, de manera subconsciente, que Sherlock es un virtuoso del violín... aunque aquí lo use de manera más excéntrica.

¿Que si me ha gustado? ¡Pues claro, deseando estoy ya de que estrenen la secuela en 2011 para ver a Holmes en pleno apogeo contra su archinémesis más brillante... Moriarty!







martes, febrero 02, 2010

Galimatazos (o Jabberwockys, sírvase a gusto)

La semana pasada, y gracias al blog de Chacal, me enteré que el periódico El Mundo había sacado un concurso de lo más original.

Consistía en entrar en su web y mandarles un "Galimatazo" de una extensión no superior a quinientos carácteres. El Galimatazo, o Jabberwocky en el original, es un poema sin sentido al más puro estilo de los que escribió Lewis Carroll en "Alicia a través del espejo" allá por 1872.

Los ganadores serían un hombre y una mujer y el premio consistía en aparecer en la versión de Tim Burton de "Alicia" doblando una frase en algún personaje de aparición breve, a rodarse el día 1 ó 2 de febrero.

Escribo esto a miércoles 27 de enero así que, como el concurso cierra el día 29, aún no sé si seré el agraciado "doblador". Soy un gran fan de Tim Burton (algún día sacaré fuerzas y le prepararé el post que se merece), me encanta la historia de Alicia por la imaginación tan grande que destila y, como algunos sabéis, adoro la interpretación y el doblaje así que, si juntamos todo eso, pienso que sería un buen regalo de cumpleaños atrasado el que me podrían hacer los señores de "El Mundo", ¿no?

Os dejo un Jabberwocky del propio Carroll para que os hagáis una idea:

"Brillaba, brumeando negro, el sol;
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas;
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas murgiflaba."

Y ahora, para que os echéis unas risas a mi costa (pero pocas ¿eh? sin pasarse), las cuatro opciones que escribí yo... Espero que alguna sea la ganadora. La primera, por cierto, la considero un homenaje al propio Carroll y a Tim Burton.


JABBERWOCKY PRIMERO.-

"Oscuraba,reluciendo in blue,luna lunera;
tropezaban chascarros las naranjolas
escudrando a cienes en lejana cercanía;
pelirrojos calvos arrugaban lasolas
mientras palanganas huérfanas bruñoles facían.

Catrocientos musgos partían amapolas
rumores burdos volvían a raudales;
trececientos títeres vomitaban farolas
cuando labarton deppería sintzu deina doja
amil,dosmil,tresmil,porora.

Chinches rujían a chinchetas sordas;
gordas et tordas, boyando maleza
boyando maleza, melando boyaza."

JABBERWOCKY SEGUNDO.-

"Thornillos liquaban tronando potreros
cuando la cracatola cacareaba curvando los cuello.
Mañaneando sin moñeros pascales cantaba
para sin peros las peras pelaba
podridas de cielo, de muero y de bello.

Barbados arriba, cuneando las babas;
borrosos sabían cúmo los torpeaban.
Llabienen callados dos doses con patas.
Estuvierando termino moñigas con rabas."


JABBERWOCKY TERCERO.-

"Arrastroiando las pérgolas soleaban;
enchidas de pucheros burbujeando a flim.
¿Purqué los volanteros?
¿Purqué las miradin?
Purque curre que te curre, a troianos mil.

Ichiiii, asaco secondaban,
per los tresgos a trutemil
cando las garbas se abotargaban
carremolendros in tiras decachemir.

Noelos navidadeaban, saltiendo de poraquí;
roenos no buceaban, pirque antaño lomirasí."



JABBERWOCKY CUARTO.-

"Zarrapastreando escanciaba la sorda sidra,
mientras quizasen los gochos y lerdas culumpiaban.
Propensos es taban, entrando enla siya;
hoyoneando a ciertos silbosos iamarilla.
¡Catetes! rugían, ¡sopletes! ladraban;
jamelogosos eran, si la pianola estrías.
Borregueando los vejestorios
achuchaban la cuchilla,
carantoñas de velorrios
no pisaban cien tortillas.
Se finí, se finí que apremiaba;
se finí que se venía.
Acabose lo que se daba,
que las lorzas escurría."



JABBERWOCKY QUINTO.-

"Garrocheandolasmitades
deunpozoenbarbechado
vivíanlosmuyzopencos
sufriendoalomoscaballo.

Paracorchosacacuellos
viólanocheoscurecida
másnolaescuchapelicuernos
entantoquelamecía.

Braviosallícolgaban
losbalconesqueencendían;
masmostrencosemostraban
caracolesflautasytardían.

Billarbolondroallíasomaba
sombraspajassedormían.
Coscorronesconlasbala
aserrandobendecían.

Asílodijo...
Asílodecían...
Asílodijeron...
Avivirquesondosdías."


Ea, ahí queda mi pequeña contribución a la locura del mundo de Lewis Carroll... ahora a cruzar los dedos y que suene el teléfono.

Gracias también a Ana Belen por el chivatazo que, aunque tarde, siempre está bien que te avisen de algo así.

¡Saludos!