viernes, diciembre 19, 2008

Ultimatum a la Tierra

"Ultimatum a la mier**" pensé yo cuando terminó esta película.

Siempre que hacen un remake y voy a verlo, empiezo el post con algo parecido a "como no he visto la original... no me desagrada que hayan actualizado/cambiado/quitado cosas que antes funcionaban", pero es que, en casos anteriores, ¡por lo menos la película resultaba mínimamente interesante!


VOY A CONTAR ALGO DE LA TRAMA... AUNQUE NO HAY MUCHO DE DONDE SACAR...

A ver, cómo lo hago para que parezca interesante...

Empieza la película con Keanu Reeves explorando el ártico (o lo que sea, un sitio con mucha nieve, vaya) como persona humana con barba (será para que creamos que "interpreta" un personaje que no sea hacer de él, como siempre). De pronto encuentra un gigantesca bola brillante y, al tocarla, se desmaya.

De ahí saltamos a Manhattan donde vive la doctora Helen (Jennifer Conelly) con su hijastro (Jaden Smith, el hijo en la realidad de Will Smith).

Ellos viven tranquilamente, con las típicas discusiones madrastra-hijastro "no te quiero porque no eres mi verdadera madre" hasta que un día quince o veinte mil soldados de la Agencia de Seguridad Nacional reclaman la presencia de Helen por un tema de seguridad nacional.

En principio sólo saben que un "meteorito" se aproxima a la tierra y, curiosamente, colisionará contra Manhattan, más concretamente contra Central Park y alrededores. INCISO. ¿Habeis visto el trailer de la peli que estrenarán en primavera los genios de la Dreamworks? En él, con bastante cinismo, dice un reportero "...una vez más un ovni aterriza en América, el único sitio donde normalmente suelen aterrizar". Pues eso, que ya se podían haber currado más ese TOPICAZO Nº1 a pesar de ser un remake. FIN INCISO.

Total que, al final, descubren que es un ovni y TOPICAZO Nº2 abren fuego contra él y su tripulante por si es malo malísimo. Para qué dialogar si eres un super americano y vas armado hasta los dientes.

El extraterrestre, en principio con forma humanoide pero con un cuerpo aparentemente gelatinoso, resulta herido y lo llevan a una TOPICAZO Nº3 base super secreta del gobierno para operarlo y, de paso, analizarlo cual cobaya de laboratorio. Por cierto que, en mitad de la operación y, según explican, para adaptarse a la Tierra, el alien muta a humano con la forma de ¿adivinais quién? ¡Keanu Reeves! ¡qué sorpresón, tía!

El caso es que, Helen, ya desde un principio, siente cierta simpatía hacia él y le ayuda a escapar porque es bueno... ¿O no? Ahí dejo la duda para el valiente que se atreva a verla ya que, Klatuu, que es como se llama el extraterrestre, advierte que para que la Tierra pueda sobrevivir, los humanos tenemos que morir.

(Los protagonistas: Connelly y Neo... perdón, Reeves)




Y es que, aprovechando esta última frase, sólo le encontré dos cosas buenas a esta película:


1) El mensaje concienciador de que nos estamos cargando "nuestro" planeta con tanta contaminación, armas, etcétera.

y 2) Que, como Silvia y yo vamos con la tarjeta de Kinépolis, a pesar de que la versión en digital (que fue la que vimos) cuesta 8 eurazos, la entrada se nos quedó en 5€... igual que las que vemos en 3D, ya que la tarjeta nos da "tarifa plana".


Uy, perdón, que esta segunda cosa buena no es de la película en sí. Vale, pues entonces sólo tenía una. Por lo demás, se nos hizo leeeenta y aburrida en algún que otro momento. Incluso su "maravilloso" final resulta predecible.

De todas formas, a lo mejor no es tan mala esta película. A lo mejor la culpa es mía y no debería haber dado una oportunidad a uno de los peores actores del Hollywood actual porque, menos "Johnny Mnemonic" y, tal vez, "Pactar con el Diablo", este tipo no ha interpretado un papel bueno en su vida. No, "Matrix" no cuenta, ahí estábamos todos obnubilados por los novedosos FX y no nos dimos cuenta que volvía a tener esa "cara de palo" que es lo único que sabe poner. He dicho.

Como siempre, os dejo el trailer... y la decisión de echaros un cine en vuestras manos.


miércoles, diciembre 17, 2008

Tom y Jerry

Otro clásico (para un servidor por lo menos) de la animación infantil que televisaban en nuestra época eran esos animalillos que jugaban al ratón y al gato... ah, no, perdón que ERAN un ratón y un gato!

Mira que es tópico una historia de un gato torpón que, capítulo trás capítulo, trata de cazar al ratón y este siempre se zafa con sus estrategias dejándolo en mal lugar, ¿eh? ¡Pues "enganchaito" me tenían! Junto con los cortos de Looney Tunes, me quedaba delante de la tele las mañanas de fin de semana esperando a ver una nueva travesura de Jerry hacia Tom.

Sin más, y para dejar un buen recuerdo, aquí os dejo algunos de sus cortos. ¡Espero que lo disfruteis!





(Dr. Jekyll and Mr. Mouse)



(Cat Concerto)





(Quiet Please)






(The Invisible Mouse)

lunes, diciembre 15, 2008

Mamma Mia!

Pues eso. Hace unos días (y de pura chiripa) ví esta película.

¿Por qué "de pura chiripa"? Pues porque no tenía intención real de verla. Fue una de esas veces que estaba un poco cansados de todo el día para arriba y para abajo y me dije "me voy a poner este truño-peli para quedarme dormidos" y, al final, la acabé viendo enterita.

Y mira que las canciones ya las tengo más que oídas y la historia no es gran cosa pero...

LA HISTORIAAAAAAAAAAAAA!!!

La joven Sophie, que vive con su madre, se va a casar con 20 años y quiere invitar a la boda a su padre pero, claro, antes tendrá que conocerlo. ¿Cual es el problema?

Resulta que Meryl Streep (su personaje, of course) de joven fue muy, digamos, "pizpireta" y cuando su hija descubre en su diario que tuvo tres grandes amores en su vida, no le queda nada claro quien es su posible progenitor. Solución, escribes una carta a cada uno sin que tu madre se entere y, con la excusa de la boda, que se presenten los tres.

No hay mucho más de historia que contar... porque no hay mucha historia más.

Meryl es feliz en su estado de madre cincuentona soltera; rechaza (en un primer momento) a sus tres ex-amantes y la niña, a base de equívocos y sembrar la duda en los "tres mosqueteros", trata de descubrir quién es su verdadero padre hasta el mismo momento de la ceremonia de la boda.

Sentido del humor. Canciones de Abba. Y los típicos ingredientes románticos a los que nos tiene acostumbrados Hollywood.


(Walters, Streep y Baranski: el trío "Lalalá")


De todas formas, y teniendo en cuenta que ninguno de los artistas implicados es cantante (bueno, tal vez la chiquilla y el actor que hace de futuro marido pero tampoco son nada del otro mundo), teniendo en cuenta que no tienen grandes voces, decía, las canciones tienen dos cosas buenas:

1) Están versionadas y, en su mayoría, ganan más que la original.

y 2) Lo bueno de que sean actores es que transmiten más a la hora de cantarlas. Por lo menos la Streep y la canción en el acantilado con Brosnan.

Ah, y Julie Walters también está bastante bien en su papel.


Ea, lo de siempre, "si estas triste y te aburres mucho y todo, todo te da igual..." a ver "Mamma Mía!".