jueves, junio 24, 2010

Spanish Movie

Esta película hay que verla como lo que es, un producto importado de un subproducto cinematográfico americano pero con nuestro propio cine como referencia. Y yo lo aplaudo, ojo.

Lo aplaudo por dos motivos. El primero es porque, como copia de subproducto, cumple su función a la perfección y copia paso a paso el guión predefinido de este tipo de filmes, y el segundo es porque hemos tenido la astucia de adelantarnos a ellos, a los propios americanos, y robarles una película que, tarde o temprano, habrían acabado haciendo ellos.

Luego, por otro lado, es cierto que como se basa en la acumulación de gags sin más sentido que el de arrancarnos una carcajada, no tiene un guión con una trama para lucirse y nadie se va a llevar aquí un Goya a la mejor interpretación.


PERO HABLEMOS DE LA PELÍCULA...

Ramira, personaje principal de "Volver" de Almodovar y al que aquí da vida Alexandra Jiménez, llega a la casa de "Los Otros" buscando trabajo y se encuentra con una familia compuesta por, entre otros, una mezcla de la madre de "El Orfanato" y "Los Otros" (interpretado por Silvia Abril) y su hermano Pedro San Antón, personaje paródico de "Mar Adentro". Tenemos también a una niña psicópata que maltrata a un Pitufo (Berto Romero, de "Buenafuente"), quema y mutila a un hada y se hace ama del fauno (Joaquín Reyes) de la película "El Laberinto del Fauno".

Aunque la trama es inexistente por estar hablando de una película formada por partes de otros éxitos del cine español, podríamos sacar dos historias. Ramira, por accidente, ha matado a Simeón, el hijo de la familia y se pasan todo el metraje entre buscarlo y disimular con otro niño que es en realidad el cameo de Joselito; San Antón, en la segunda historia, está enamorado de Ramira y sueña con vivir junto a ella su no-tan-postrada vida.

Además de eso, nos encontramos con que nuestros personajes se ven involucrados dentro de "[REC]", "Abre los Ojos" o hasta "La Juani". Eso sin contar que el marido es Alatriste o que, en mitad de la película, tenemos un anuncio publicitario de "Los Lunes al Sol".


CREO QUE POR AQUÍ VALE YA...

Me gustaría destacar cosas como el cameo de Andreu Buenafuente y el de Belén Rueda, la historia de Maligna o gags clásicos del cine de humor paródico como la conversación telefónica a pantalla partida, la sustitución de los actores por muñecos de goma en ciertos momentos clave, el gag de la caida por las escaleras de Raimunda, la consecución de golpes o los efectos sonoros ya sea acompañando a los movimientos actorales cuál dibujo animado como el resto. Mi personaje favorito, por cierto, es el cameo de David Fernández con ese peculiar personaje de policía.

Si hay algo que me decepcionó un poco, fue el cameo de Leslie Nielsen... no sé, me esperaba algo más.

¿Que hay películas mejores? sí ¿Pero que Spanish Movie va a tener segunda parte? ¡por supuesto que también!

Lo dicho, para echarse unas risas con los amigotes sin más pretensiones.


Saludos...



domingo, junio 20, 2010

Sobre los manteros...

El 31 de mayo fué el día elegido en que cogí el avión de vuelta a España.

La señorita azafata pasa con la prensa y me da a elegir "¿El País, El Mundo, La Razón...?", y yo le pido "El País"... aunque me gusta más que me den la razón (chiste malo, perdón, jeje).

Pienso en leerlo y dejarlo en el aeropuerto, en algún lugar visible para que pueda usarlo alguien más mientras espera su vuelo de salida. De pronto leo algo que me indigna y pienso "hum, esto es carne de post reivindicativo...". Dicho y hecho, vamos a ver qué sale.

El tema hablaba del debate que mantiene el Senado sobre dar cárcel a un mantero hecho que, ya de por sí, me parece vergonzoso pero es que lo que más me llamó la atención, fue un recuadro que había insertado en el mismo reportaje.

Allí se hablaba de Michael Kountier, nigeriano de 29 años, un mantero conocido en Sevilla que lleva en la cárcel desde hace más de dos años porque fue detenido 10 veces por la policía vendiendo Cds piratas. Le condenaron a pagar a la SGAE 21.487 euros ¡casi 4 millones de pesetas!

Durante todo el reportaje no se menciona en ningún momento al señor que copia los Cds, ni a sus socios, ni a la madre que los parió a todos. Sólo se habla de los delitos cometidos por gente que, como Kountier, tratan de ganarse la vida sin tener siquiera Seguridad Social por si enferman, ni cotizar al desempleo y que vienen incluso engañados de su país con la promesa de un mundo mejor.

Sólo se habla del extremo de la cadena, del más débil, es como si no existiera nadie más y el malo malísimo de la historia ya estuviera entre rejas teniendo su merecido y todos tan felices. ¡Y no es así, coño!

Un tipo que, en el mejor de los casos, está vendiendo 2 Cds por 5 euros, de los cuales tiene que entregar 3 a su "jefe" y con los otros 2 tiene que comer y pagar un alquiler a compartir entre otros 9 nigerianos en un piso de 20 metros cuadrados (cuando no es una cochera realquilada y sin acondicionar) no es el villano de la historia, no es el capo de la mafia, no.

Lo más fuerte es que en el texto encontramos escrito literalmente: "Algunos funcionarios no dan crédito con su situación. ¿No hay suficientes delincuentes? ¿Realmente es necesario que esta gente esté aquí?, se pregunta uno de ellos". Es decir, incluso los mismos trabajadores de la cárcel ven que esto es un abuso y que no es la operativa correcta. O por lo menos la más correcta de todas.

No me extiendo más porque esto me hierve la sangre pero vamos, que bien pienso yo que la justicia podía espabilar un poco y solucionar este tema de verdad, yendo a la raiz. Pero claro, es que es más fácil hacer batidas cuando llega el cumpleaños de algún familiar al que le puedas regalar la discografía de David Bustamante... cómo no lo había pensado antes.

PD: buscando fotos de manteros para ilustrar este post, en la propia página de El País en un reportaje de febreo de 2009 de una tal Cristina, puedo leer en un pie de foto "Después de todo un día vendiendo por las calles, los manteros apenas sacan entre 10 y 15 euros". Desde luego es que tiene cojones el tema...