lunes, 15 de diciembre de 2008

Mamma Mia!

Pues eso. Hace unos días (y de pura chiripa) ví esta película.

¿Por qué "de pura chiripa"? Pues porque no tenía intención real de verla. Fue una de esas veces que estaba un poco cansados de todo el día para arriba y para abajo y me dije "me voy a poner este truño-peli para quedarme dormidos" y, al final, la acabé viendo enterita.

Y mira que las canciones ya las tengo más que oídas y la historia no es gran cosa pero...

LA HISTORIAAAAAAAAAAAAA!!!

La joven Sophie, que vive con su madre, se va a casar con 20 años y quiere invitar a la boda a su padre pero, claro, antes tendrá que conocerlo. ¿Cual es el problema?

Resulta que Meryl Streep (su personaje, of course) de joven fue muy, digamos, "pizpireta" y cuando su hija descubre en su diario que tuvo tres grandes amores en su vida, no le queda nada claro quien es su posible progenitor. Solución, escribes una carta a cada uno sin que tu madre se entere y, con la excusa de la boda, que se presenten los tres.

No hay mucho más de historia que contar... porque no hay mucha historia más.

Meryl es feliz en su estado de madre cincuentona soltera; rechaza (en un primer momento) a sus tres ex-amantes y la niña, a base de equívocos y sembrar la duda en los "tres mosqueteros", trata de descubrir quién es su verdadero padre hasta el mismo momento de la ceremonia de la boda.

Sentido del humor. Canciones de Abba. Y los típicos ingredientes románticos a los que nos tiene acostumbrados Hollywood.


(Walters, Streep y Baranski: el trío "Lalalá")


De todas formas, y teniendo en cuenta que ninguno de los artistas implicados es cantante (bueno, tal vez la chiquilla y el actor que hace de futuro marido pero tampoco son nada del otro mundo), teniendo en cuenta que no tienen grandes voces, decía, las canciones tienen dos cosas buenas:

1) Están versionadas y, en su mayoría, ganan más que la original.

y 2) Lo bueno de que sean actores es que transmiten más a la hora de cantarlas. Por lo menos la Streep y la canción en el acantilado con Brosnan.

Ah, y Julie Walters también está bastante bien en su papel.


Ea, lo de siempre, "si estas triste y te aburres mucho y todo, todo te da igual..." a ver "Mamma Mía!".









Otros Posts



4 comentarios:

ANA dijo...

Pierce Brosman está para matarle de lo mal que lo hace. La niña es odiosa de gritona e incluso Colion Firth que ya ha candao en alguna otraa peli lo hace muy malamente.

La directora no tiene ni idea de cómo colocar una cámara y se mete en las coreografías de forma mareante.

Pero todo bien. Hoy me he levantado taco-bowlings :P

Maria Muffin dijo...

Puff, la he visto y estuve a punto de pedir que me devolvieran el dinero.

Jajajaja.

Un besito

Daniel dijo...

Holaaaaa!

María: ¡a quién se le ocurre pagar para ver esta película!

Yo soy muy cinéfilo y voy al cine todas las semanas pero hay cosas que me las presta mi amigo el del burro porque ya sé de antemano que van a ser malas.

Bajo ese concepto me puedo permitir el ironizar con que algo como "Mamma Mía" es bueno (te remito a mi última frase del post). E, igual, bajo ese concepto me puedo permitir el verla, ya digo: nos la pusimos para dormir!!!

De todas formas, tienes razón: a veces apetece salir del cine reclamando tu dinero. Yo lo voy a hacer por "Ultimatum a la Tierra", que la vimos anoche y pufffffffffffff, mala con ganas.

Ana: Estoy de acuerdo en lo de la directora... y es que debería haberse quedado en su obra de teatro pero, bueno, como en Hollywood, si les vas a dejar pasta en taquilla, todo vale...

Por cierto, ¿qué es "taco-bowlings"? ¿o querías decir "toca-bolas" y se te han colado las vocales?

Bueno, dudas tontas mías a las 10 de la mañana, chica.

Besotes a las dos!!

ANA dijo...

Dado que he llamado a Colin, Oulin, Lo de taco cambiarlo por toca no es tan grave... :P