jueves, 4 de febrero de 2010

Sherlock Holmes

La crítica dice de esta película que es un poco "James Bond" y que este no es el verdadero Sherlock Holmes... Pues yo no estoy de acuerdo. Vale que el tío reparte galletas a diestro y siniestro pero no veo por ningún lado la chulería, el machismo, la cara de palo, el mal humor y los super gadgets del agente 007.

De todas formas, si eres fan de Guy Ritchie o, como mínimo, te han gustado trabajos suyos como "RocknRolla" y "Snatch, cerdos y diamantes", no creo que te desagrade esta película.


ELEMENTAL, QUERIDO WATSON:


Comenzamos con un Holmes como un tipo algo dejado a nivel personal: barba de cinco días, ropajes no muy apropiados, la casa hecha una pocilga...

El pobre Sherlock lleva varios meses sin conseguir ningún nuevo caso y eso le está pasando factura día a día así que cuando entra en acción Lord Blackwood, el villano de la película y miembro de una organización masónica, Holmes vuelve a la acción.

Y nunca mejor dicho lo de volver a la acción porque este Sherlock no es sólo el mejor detective del mundo, también es un tipo que sabe repartir puñetazos bien dados y, con ayuda de su siempre inseparable Watson, logra derrotar a Blackwood e interrumpir un ritual donde iba a ser sacrificada una mujer.

Una vez detenido, es llevado a juicio y ahorcado por otros crímenes cometidos.

Cuando todo vuelve a la calma, entra en escena el antiguo amor de nuestro protagonista, la siempre guapísima Rachel McAdams (qué le voy a hacer, soy rarito, me vuelve loco esta mujer) interpretando a la única fémina que una vez venció a Holmes y consiguió enamorarle, Irene Adler.

(La McAdams, pal que no tenga claro de que es lo que hablo... ejem.)



Por si no fuera suficiente transtorno, Sherlock se entera que Lord Blackwood, del que el doctor Watson había confirmado su muerte al hacerle la autopsia, en realidad sigue vivo y ha huido del cementerio donde se encontraba enterrado tratando de vengarse.


MÁS O MENOS ESA ES LA TRAMA, AHORA MI OPINIÓN...


Los puristas dicen que esto no es Sherlock Holmes pero yo no lo veo así.

Londres está correctamente recreada en la época a la que corresponde la historia; los personajes principales conservan sus nombres originales, viven en la misma dirección (221 de Baker Street) y visten acorde con el entorno y lo que uno espera de finales del siglo XIX; Holmes fuma, como siempre, en su pipa y toca su violín; además, sus capacidades como detective no sólo siguen ahí, intactas, si no que las aplica en más campos que sólo en el de la investigación (a la hora de pelear, analiza los puntos débiles de su enemigo para derrotarlo con relativa facilidad)... y todo con bastante sentido del humor.


Evolucionar o morir, que diría más de uno. Pienso que es una adaptación muy lograda y correctamente actualizada al cine que estamos acostumbrados a ver en estos últimos años donde, ante todo, priman el circo y los fuegos artificiales.

También Ritchie, el director, ha estado acertado al acompañar la banda sonora de instrumentos de cuerda para recordarnos, de manera subconsciente, que Sherlock es un virtuoso del violín... aunque aquí lo use de manera más excéntrica.

¿Que si me ha gustado? ¡Pues claro, deseando estoy ya de que estrenen la secuela en 2011 para ver a Holmes en pleno apogeo contra su archinémesis más brillante... Moriarty!








Otros Posts



7 comentarios:

Trepamuros dijo...

En la foto que has puesto de la actriz sale favorecida, la verdad. Es cierto que tiene una belleza extraña, como hipnotizante. ¿Será una sirena moderna? XD

De la peli pues lo dicho ya en mi blog, quizás me costó dejarme llevar porque se deducía por dónde iban los tiros en cada cosa que resolvía. Pero es una entretenida y divertida película. Eso ya sabemos que escasea, así que bienvenido sea. Ole, rimando y todo. Jejejeje.

Chelo dijo...

Yo tengo ganas de verla, creo que me va a gustar. Si ya me dices que se priva del floriturismo este que tanto abunda en el cine hoy en día, pues más me apetece, la verdad...
gracias por la crítica

Un saludo!

Daniel dijo...

Trepamuros: Reconozco que Rachel McAdams no es un sex-symbol ni mucho menos pero la descubrí en "El Diario de Noah" y me dejó enamorado... puede que influyera el tipo de papel que hacía, no sé.

A mi no importa que se viera por donde iba y hubiera cosas más o menos evidentes, tal y como comentas, porque, como bien dices, me pareció muy entretenida. Creo que si vas mentalizado al tipo de película que toca, las exigencias no son tantas y aprendes a disfrutarla más...

Buena rima, jeejej...

Chelo: Es una película entretenida, amena, con actores carismáticos, una trama agil y sentido del humor. Te encuentras algún que otro efecto especial como los momentos a cámara lenta (un par de veces, cuando Holmes analiza los combates) pero, al no abusar de ellos, se hace gracioso.

¡Espero que la disfrutes!!

Abrazos para el uno y besos para la otra...

Oscar dijo...

Hola, soy un purista, ese no es Sherlock Holmes XD

No, en serio, los personajes así de carismáticos, trascendentales, y clave no creo que deban ser "actualizados", que luego pasa lo que pasa, y es que el director/productores se acaban inventando un personaje propio a su gusto, teniendo como modelo un "éxito fijo de ventas".

No me entendáis mal, me encantó la película (también influye que me guste mucho Guy Ritchie), pero ese no es Sherlock Holmes. De la misma manera que soy un absoluto fan del Drácula de Ford Coppola, pero ese no es Drácula.

Con respecto a la peli, nada más que objetar, me gustó mucho, muy entretenida y bien hecha, aunque echo de menos unos decorados y una fotografía mediante la cual no parezca que está todo hecho por ordenador...

Daniel dijo...

Oscar: vale, te doy la razón en una cosa, los decorados por ordenador deberían usarse menos en películas ambientadas en épocas pasadas y los estudios deberían invertir más en los clásicos decorados de cartón-piedra. Pero, es mi impresión, Guy Ritchie sabe lo que se hace con este Sherlock... si no, no lo plantearía desde el principio como una trilogía.

¿Tu crees que, en los tiempos que estamos, una película de Sherlock Holmes, del clásico, aguantaría bien en cartelera? Yo pienso que en una semana caería en picado.

Y ojo, que a mi también me gusta, tengo 3 libros de Arthur Conan Doyle y sus maravillosas historias de Sherlock Holmes, pero no sé hasta que punto reportaría beneficios hacer algo fiel al personaje.

Además, tampoco me parece que esté taaaan desfasado del original ¿eh? jejeje...

¡Un saludo!

Daniel dijo...

Es más, estoy más de acuerdo en que Homes sea así, a que lo sea Watson. Me chirría mucho más el personaje de McGregor...

Oscar dijo...

De Jude Law, querrás decir... :-P

Es verdad que una película del Sherlock Holmes clásico quizá tendría menos éxito que esta, porque el clima socarrón de las escenas "cumbre" del trailer (a saber: tengo la llave de estas esposas donde yo te diga, el Holmes de que se va de peleas ilegales a lo Van Damme -ahí con los abdominales bien marcaditos, y el "entonces, no hay tiempo que perder, uh!" y escena chachi 007 tirándome al Támesis desde un tercer piso).

Son escenas divertidas pero son claramente NO Holmes.

A mí me parece que porque una historia del Holmes clásico (que no significa "aburrido", ni "mal hecho", ni "sin efectos especiales") vaya a ser más seria y menos festiva que la de Ritchie no es razón para cambiarlo todo a lo que asegure más taquilla, porque entonces estamos condenados a dirigirnos cada vez más y más a lo teen. (véase: Transformers 1 y 2). Y no me olvido de que el Holmes de verdad tiene su peculiar sentido del humor y sabía jiu-jitsu, pero para mí no es ni por asomo lo que vi en la pantalla.

Vuelvo a repetir que a mí la película me gustó como película, pero el que hayan conservado características del personaje original para "legitimar" su versión lo lo hace el Holmes que debería ser.

Es como si ahora hicieran una película de Hércules Poirot, pero como un gordo semicalvo con bigotito no va a dar taquilla, ponemos a Chris Evans en el personaje, ahí más cuadrado que el cubo de Rubik, con perilla (así mantenemos la característica del bigotito), y en lugar de hacerlo un estirado con acento belga, lo hacemos un juguetón que cada dos por tres está contando chistes y cortejando a las damas.

Igual sale una peli chula, y seguro que tendría mucha taquilla, pero ese NO sería Hercules Poirot.

Fdo. Un purista XD