martes, noviembre 23, 2010

Estimada Maria Teresa:

Mi muy querida y apreciada Maria Teresa Campos:

En la tarde del domingo 14 de noviembre, me encontraba algo cansado de toda la semana y no quería pensar mucho. Puse la televisión y, después de dar un largo repaso por cada uno de los canales de ese invento del demonio maravilloso como es la TDT mis delicados sentidos pudieron apreciar en un comercial publicitario que tus invitados esa tarde serían "Los Morancos".

Yo, que soy un chico sencillo y en ocasiones tengo mis momentos de debilidad (bien sea carnal como intelectual), había decidido que, frente al resto de la exquisita programación de la que disfrutamos en este país de genios, me atraía lo que ofrecías y coincidía con ese sentimiento que trataba de expresarte al comienzo de este misiva: quería relajarme y no pensar mucho.

A mi modo de ver, y dios me libre de insinuar siquiera que esto es publicidad engañosa, que los invitados de esa tarde salgan a la hora y cuarto de programa puede dar lugar a equívocos; es decir, si un humilde servidor presa de mi ingenuidad, aceptó fijar el mando del televisor en su canal, puede que algún incauto más lo hiciese y su pensamiento coincidiese con lo aquí expuesto.

Sé que debe de ser duro el sacar adelante un programa en directo de tres insufribles emocionantes horas, es laborioso en exceso y por eso agradezco, desde la comodidad que me otorga mi sillón, el esfuerzo por rellenar esos 75 minutos con tal diversidad de elementos como propusiste aquella tarde.

Esos debates de colaboradores tan conocidos como el siempre incombustible Carlos Ferrando; esas crónicas importantísimas para todos sobre las gilipoyeces vivencias de los nuevos chicos del popular "Gran Hermano"; esas apariciones como de la nada, así de entre el público a empujones, del gran grupo musical "Vinilo", gracias a lo cual puedo vomitar deleitarme con artistas de grandes tallas como los triunfitos de la segunda, tercera y hasta cuarta edición que ya nadie recordaba pero que yo ansiaba por volver a saber de ellos (aunque los hagas cantar en playback); esos pasos a publicidad tan espontáneos, cortando a alguien en mitad de una frase, y que muchas veces ni tú misma sabes y debes solventar con esa profesionalidad y esa gracia que te caracteriza; ese no dejar hablar a los invitados cuando por fin salen, que han ido a promocionarse y a dar a conocer a tu maravillosa y fiel audiencia su nuevo espectáculo o disco, o calcetines de ganchillo, según el caso; ese grupo "Vinilo", que una vez más y sin venir a cuento, sale raudo y veloz atropellándose entre ellos por colocarse en el centro del plató los primeros, para ser rodeados por todos (invitados, colaboradores y hasta público) y salir como alma que lleva el diablo hacia los camerinos... Tantas, tantas cosas y tanto esfuerzo por contentar el espectador y a este que escribe, tu humilde servidor, sólo se puede definir con una frase:

Mari Tere, hija, tu programa es una mierda.

Atentamente, Daniel.



Los de "Vinilo" haciendo... lo que pueden

Otros Posts



5 comentarios:

Oscar dijo...

A mí me cae fatal esa señora. Y no sé por qué, porque la verdad es que no veo sus programas.

No sé si es porque cada vez que me tropiezo de zapping con ella, me revienta que en vez de una presentadora parezca una maruja verdulera que no sabe más que gritar, o porque se esfuerza en fabricar un acento andaluz artificial que en realidad no tiene, sólo por el hecho de que cuanto más andaluza y más gritona sea, más gracia van a tener sus comentarios.

Todo eso mezclado con el molestísimo "efecto mítin", que es el que se enuncia de la siguiente manera:
-"Toda subida de volumen en la declamación de un contertulio en un programa de estudio tiene como consecuencia una masa de aplausos y vítores directamente proporcional al número de decibelios aumentados por el contertulio por unidad de tiempo".

Parecemos borregos.

Y no, hoy no me he levantado mal.

Daniel dijo...

Jejeje, Oscar, me encanta tu definición de "Efecto Mitín" ¡hasta da más miedo que el efecto 2000!

Un abrazo.

karlos dijo...

Y no olvidemos que este domingo a recogido de las calles a... ¡¡¡Carmen Hornillos!!

Trepamuros dijo...

Jajajajajajajjajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajajjajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajaajjajajajajjajajaajjajajajajajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajjajajajajajajajajja. Qué grande eres jodío, para mí que tienes futuro en el mundillo del humor. Dios, cómo me he reído.

Daniel dijo...

¡Gracias Airam! De verdad, ando en un momento en que cada buena palabra me la tomo muy en serio así que, aunque sea por un post medio chorra sobre un programa muy chorra, repito, MUCHAS GRACIAS.

Un abrazo muy fuerte!