lunes, 15 de febrero de 2010

Borat

Bueno, creo que esta va a ser la entrada de cine más corta que voy a escribir desde que abrí el blog...

Si tengo que resumirlo brevemente sería diciendo que Borat es un despropósito.


SI TENGO QUE RESUMIRLO CON MÁS LÍNEAS, ¡AHÍ VOY...!

La cinta, rodada a modo de falso documental, nos presenta a un reportero famoso de Kazajistán que pretende viajar a lo largo de todo Estados Unidos para aprender las costumbres de sus habitantes. Borat va acompañado de su productor y su camera man para poder documentar todo a su vuelta a casa.

El personaje tiene todas las "virtudes" imaginables: es machista, misogino, odia a los judios (hasta le dan miedo), está falto de modales y un largo etcétera que nos va mostrando a lo largo del film. Es, en definitiva, un provocador nato y así lo demuestra cuando consigue sacar de sus casillas a los comensales de una cena (a uno lo tacha de retrasado mental y hasta invita a una prostituta que lo acompañe); cuando se reune con un grupo de feministas y hace comentarios a cada cuál más machista; cuando da clases de conducir e increpa al resto de conductores; cuando se pelea con su productor en el hotel... completamente desnudos; cuando comienza a cantar el himno de su nación en mitad de un rodeo americano; cuando persigue a la gente por la calle al huir de él sólo porque les quiere saludar con un beso; y, sobre todo, cuando en una sesión de firmas con Pamela Anderson ¡intenta raptarla!


ANDA, DEJÉMOSLO YA...


La cinta no tiene hilo argumental, más allá del momento en que Borat se enamora de Pamela Anderson y decide ir en su busca para declararle su amor y casarse con ella, y son, digamos, una sucesión de gags o momentos que, a pesar de tener cierta gracia, pueden hacer sentir incómodo al espectador en más de una ocasión.

¿Que por qué vi la película entera entonces? Pues porque, hace un par de noches, comencé a ver "Brüno" y no pude parar de reír... Esta no la acabé porque preferí ponérmela a medio día y así no molestar a los vecinos a horas intempestivas, jeje.

Me gustaría destacar, por cierto, la increíble metamorfosis que sufre Sacha Baron Cohen cada vez que cambia de papel en sus películas (Ali G, Borat, Brüno)... ¡no me extraña que no lo reconozcan!





Otros Posts



10 comentarios:

Trepamuros dijo...

Yo es que no puedo con este hombre. Vamos, en su día ví Ali G porque, porque, porque... ¿porque era jóven y estúpido y necesitaba el dinero? Jajajajaja. Yo empecé a ver Bruno y me pasó lo contrario que a tí, no pude parar de vomitar y tuve que parar de verla. Es evidente que con Borat ni lo he intentado. No dudo de que tendrán su gracia, pero estas películas a mí no me dicen nada y no tienen mérito más allá de las transformaciones del actor principal. Como bien dices no es de extrañar que no lo reconozcan. Jejeje.

Juls dijo...

Ali G, peliculón. El oeste mola más.

Borat, peliculón. Y eso que borraron estas geniales escenas.

http://www.youtube.com/watch?v=hc05jrkY1QQ

http://www.youtube.com/watch?v=rmTLyUv-KnA

El tío es un genio de la comedia, y Dio sabe que la sociedad estadounidense necesita que la ridiculicen de vez en cuando.

Bruno todavía no la he visto, pero si ridiculiza el mundo de la moda ¡tendré que verla!

Daniel dijo...

Trepas: ALi G por lo menos tiene hilo argumental, ejjeje. No está mal pero creo que el estilo de falso documental de Borat y Brüno le vienen mejor a Baron Cohen.

Juls: Muy bueno el clip del perro intentando adiestrarlo, no sé por qué lo quitaron del montaje final.

Y te doy toda la razón en que, de vez en cuando, a los americanos les hace falta que les enseñen la mugre que hay en su sociedad, sí.

Brüno me ha parecido la mejor de las 2 películas de Sacha hasta la época, me reí un montón y, a mi parecer, es menos ofensiva que esta...

¡¡Saludos!!

Peter Parker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Peter Parker dijo...

Yo de Borat no destacaría el comportamiento del mismo, ya que es un actor, sino el de los propios estadounidenses que aparecen, que son así de verdad, lo cual es más preocupante.

Anwar dijo...

LA verdad es que este actor/personaje no me hace gracia ni lo más mínimo. Y ame pareció patético cuando lo vi por vez primera en Ali G.

Saludos

Conner Kent dijo...

es que no hay color, entre Borat y Bruno, prefiero éste último mil veces, en serio, pero qué hartón de reir en el cine, no se si reia más por mi o por las caras que metían los demás jajaja

Isa dijo...

Pues yo me reí mucho con Borat, aunque reconozco que carece por completo de hilo argumental y que es solo una sucesión de paridas...
Supongo que tendré que ver Bruno ya que todos decís que está mejor...

Chelo dijo...

a mi Bruno terminó aburriendome... igual me gusta esta vetetuasaber... jajajaja

Daniel dijo...

Peter Parker: La verdad es que sí es preocupante pero ¿alguien no se lo esperaba? jejeje.

Anwar: Es que yo creo que Sacha Baron Cohen o lo amas o lo odias... o ninguna de las 2 cosas como me pasa a mi. No consigo cogerle el punto pero reconozco que hay momentos de ambas que me reí bastante.

Conner Kent: Coincido contigo. Borat me parece demasiado agresivo y aunque Brüno lleve la película de la misma manera, entre comillas diré que me parece que no falta tanto al respeto, no es tan bruto. A mi lo de Pamela Anderson, por ejemplo, me pareció demasiado animal, ¡eso son meses de psicólogo seguro!

Isa y Chelo: jejeje, me hace gracia que siendo las dos amigas y viniendo del mismo blog vuestras respuestas sean opuestas.

Yo recomiendo Brüno pero no aconsejo mucho Borat. Sobre mis gustos siempre.

Saludos, abrazos, besos y lo que se os antoje...