martes, 19 de mayo de 2009

Wii: Pitfall, la gran aventura

Vaya por dios, con la buena racha que llevaba de juegos en Wii y me topo con este...

Este juego es flojo. Ya está, aquí podría acabar el análisis/opinión... pero voy a intentar hacer algo decente.

Para empezar, una aclaración: en los últimos meses ha aparecido una tendencia nueva para la blanquita de Nintendo. Están aprovechando las compañías la "no-tan-elevada" potencia de Wii para reeditar juegos que en su día sacaron en otras plataformas. "Super Mario Tennis", "Donkey Konga" y este "Pitfall" son tres ejemplos claros; los dos primeros aparecieron en Game Cube y, adaptando el control a los sensores de movimientos del nunchuk, reaparecen en Wii; "Pitfall" apareció en su día en Playstation 2...

Si pasamos por alto ese "pequeño detalle" (a mi no me ha hecho mucha gracia pues en play2 ya dejé mis buenas horas) tenemos ahora una historia poco intensa. Con deciros que el ya legendario "Pitfall 2" de 1984 me parece casi más entretenido...

Harry, nuestro protagonista, se ve envuelto en otra historia de busquedas y rescates varios a lo largo de diversos escenarios.

El problema es que ni hay que buscar tantas joyas, ni hay que rescatar tanta gente, ni hay escenarios tan diversos.

Pitfall Harry, como él mismo se llama, tiene que ir recolectando ídolos de oro para, posteriormente, venderlos a un chamán dormilón que se los canjeará por nuevas habilidades o los tan socorridos puntos extra de vida. Además de eso, va encontrando conocidos que han acabado por accidente en la isla como un profesor y su "tanque" (o lo que sea esa maquinaria) o una chica atrapada en las ramas de un arbol por su paracaidas; al ser rescatados premiaran a Harry con objetos necesarios para terminar la historia como una honda o una antorcha.

Los enemigos son viejos conocidos de anteriores videojuegos como los escorpiones, los erizos o indígenas. Y aquí radica el problema. Son tan, pero tan escasos los enemigos que, básicamente, lo único que tienes que hacer es ir saltando de plataforma en plataforma para avanzar de pantalla.
Los gráficos, además, son simplones. No hay grandes efectos de agua o de luz que, aunque sean gráficos simulando dibujitos animados (que no en Cel Shading), habría estado bien "currárselos".

El control, como siempre en Wii, es bastante intuitivo. Con el stick mueves a Harry y, según el objeto que portes, con un movimiento del Wiimote haces el resto; con las manos vacios golpeas y, si tienes cogido algo, basta con inclinar el mando en la dirección correcta mientras pulsas el botón "B" (por ejemplo, te equipas con la cantimplora e inclinas el mando hacia arriba como si estuvieras bebiendo).


En fin que, si no has jugado al de Playstation 2, te puede gustar. O, tal vez, a los más pequeños de la casa por su poca complejidad. No sé, a lo mejor ni eso...

Lo único bueno, y tampoco es un logro hoy día, es que el juego está doblado al castellano. Ya, ya sé que el video aparece en inglés pero dudo mucho que nadie se anime a subirlo en español...









Otros Posts



6 comentarios:

Trepamuros dijo...

Si es que tirar de viejos clásicos en las nueva plataformas es un riesgo absurdo a menos que te lo curres. Casi cualquier versión "moderna" de juegos clásicos siempre acaba siendo inferior. Hay excepciones como el Mario Kart, que mantuvo su adicción consola tras consola, al menos hasta la Game Cube, el de Wii nunca lo he probado. En fin, para la próxima cógete un juego más elaborado... el Tetris por ejemplo. Jajjaja.

Daniel dijo...

Si es que yo mal no lo veo.

Hay otros ejemplos, los mismos que pongo en el post, que son muy válidos. El "Donkey Konga" está muy bien porque se trata de un juego musical donde manejas unas maracas que, como es lógico, son los mandos de Wii mientras los agitas.

El problema es que, mientras en DK no importa que no haya innovación respecto al original, en este le pasa factura. El juego está desfasado y no tiene ninguna novedad más allá de los controles.

Por cierto te recomiendo el Mario Kart de Wii pero ya, vamos. Es muy divertido, de hecho así enganché yo a Silvia a la Wii. Hasta ese momento ella no había cogido más videojuegos que ¡el Super Mario de Game Boy!

Y no te digo que un Tetris con sensor de movimientos no molaría, ¿eh? jejejej

Un abrazo.

juan vasco hernández dijo...

jeje, siempre me llamó la atención las portadas de Pitfal, pero desgraciadamente nunca llegué a jugar a ninguno.

Ya me pasé el de Star Wars, ahora a esperar a que salga el de lobezno, que tiene buena pinta.

Saludos!!!

Daniel dijo...

Estooooo, Juan, a que salga el de Lobezno?? Si yo ya me he pegado contra Dientes de Sable encima de un camión en marcha y todo! Imagino que se te habrá pasado, jejejej!

Un abrazo.

juan vasco hernández dijo...

Ostia!!
joer que despiste,
jejeje

-=CID=- dijo...

Buen analisis. Ahora ya se que no perdere el tiempo en probarlo ;)