jueves, 21 de mayo de 2009

Verano Friki Vol.03: Angeles y Demonios

Pues a mi me ha gustado. Ea, qué pasa...

Ahora en serio, me ha parecido mucho mejor armada que "El Código DaVinci", la trama no está tan dispersa y las dos horas y pico se pasan bastante ligeritas.

Por aclararlo con un ejemplo. Cuando la novela de "El Código..." empezó a venderse como churros me la compré y, me gustó tanto, que lo leí en un par de días; después compré "Ángeles..." y también lo terminé rápidamente pero, eso sí, me gustó más que el primero. Después hicieron la película de "El Código..." y, a pesar de que había leído la novela con bastante cercanía la estreno del film, hubo partes que me perdí y no supe explicar a Silvia cuando me preguntó.

Sin embargo, "Ángeles y Demonios" tiene una trama más centrada en la historia principal, no dispersa tanto y es de fácil comprensión.

PASAMOS A HABLAR DEL ASUNTO.

Comienza la historia en unos laboratorios donde, importantes científicos, están investigando cómo crear grandes cantidades de antimateria. Cuando por fin lo consiguen, alguien se cuela en las instalaciones y consigue robar una cápsula con la que amenazar a parte de la humanidad.

Esto se debe a que la antimateria no puede entrar en contacto con la materia positiva sin ocasionar una explosión de grandes dimensiones por lo que, para evitarlo, sus creadores la metieron en un contenedor donde queda suspendida entre dos imanes. El problema es que, al ser robado uno de dichos contenedores, tiene una pila con una duración determinada que se usa en caso de traslado y que se está agotando.

Cambio de tercio a una piscina olímpica donde vemos nadando a Tom Hanks alias Robert Langdon.

Un enviado importante del vaticano lo reclama porque la antigua orden de los Illuminati, que parece haber resurgido, tiene la antimateria en su poder escondida en alguna parte de la ciudad del Vaticano. Por si no bastara con que la explosión resultante acabaría con toda la ciudad y parte de Roma, han secuestrado a cuatro cardenales conocidos como los preferitti que son los favoritos para suceder al recientemente fallecido Papa.

Así Langdon, con ayuda de una científica italiana, tiene que seguir las pistas de los Illuminati por su sendero de la iluminación para tratar de encontrar la potencial "bomba" mientras trata de encontrar a los cardenales secuestrados los cuales, cada 60 minutos, serán asesinados en lugares públicos y a la vista de todos.

Mientras todo esto sucede el Camarlengo, la figura sobre la que reposa el poder de la iglesia en los momentos que no hay Papa, ha reunido a todos los cardenales en el cónclave para, mediante votación, elegir quién será el nuevo Papa...


Y AQUI ME PLANTO.

Intrigas, misterios, traiciones y pasadizos ocultos tenemos a lo largo de este nuevo film del director Ron Howard que, con bastante más atino ha sabido plasmar la obra de Dan Brown en pantalla...

A mi parecer la banda sonora, que pocas veces se le presta atención, está lograda en los momentos de tensión que son bastantes a partir de la segunda mitad del film.

Me gustaría resaltar, también, la crudeza de las muertes que se ven a lo largo de la película ya que, si bien cuando lees la novela la imaginación es poderosa, el verlo y al estar bien rodado impacta bastante.

En fin que, como siempre, os dejo el post, el trailer... y las ganas de verla corren a vuestra cuenta.

Saludos.




Otros Posts



7 comentarios:

Oscar dijo...

A mí también me gustó más que El Código, aunque de ésta no leí el libro.

El problema con este hombre (Dan Brown) es que hay dos maneras de ver sus historias: pensando que son eso, historias de ficción, o pensando que están cimentadas sobre rigurosos datos comprobados, tanto históricos como científicos.

Después de la tremenda decepción de la gente después de El Código... al ver que todo lo que habían vendido como investigación seria y rigurosa, pues era nada más que ficción construida a partir de hechos históricos (como se ha venido haciendo toda la vida) yo creo que la única manera de ver esta película es como historia de ficción.

Así es como la he visto yo, y la verdad es que me ha gustado, aunque aún así ha habido momentos en los que la fantasmada te llega a sacar un poquito de la historia, pero es un mal menor que se pasa rápido.

Ahora bien, si te la tomas como una colección de datos rigurosos que han estado ocultos durante siglos hasta que ha llegado este nuevo J.J.Benítez que es Dan Brown, decepcionará bastante. Porque no te la crees.

Mi novia, que estudia historia del arte, me dijo que no sabía ya cómo ordenar los errores e incongruencias históricas y artísticas de tantas que había por ahí (como en la peli de Troya, vamos XD).

Así que nada, a mí me pareció una peli muy disfrutable salvo fantasmadas extremas, y me encantó todo el ambiente de secretismo y la mezcla de poder, arte, historia y logia masónica que parece el Vaticano. Las escenas en la plaza de San Pedro y en el cónclave tienen una fuerza tremenda!

Ya me he enrollao, jeje, un saludo!

Hellion dijo...

es la película del momento , sin dudas , saludoss.

Trepamuros dijo...

Si es que justo lo que el Código Da Vinci necesitaba era lo que ha tenido Ángeles y Demonios, una historia sin extenderse, directa al tema, un guión más ligero y una publicidad menor, mucho menor, ya que crear demasiada expectación sobre un film provoca luego una decepción masiva. Y es que hasta las entradas se vendían un mes antes en el Código, por lo menos en mi tierra. Algo que siempre me resulto exagerado y no había visto nunca con ninguna otra película.

Daniel dijo...

Estamos de acuerdo entonces que esta película ha sabido captar mejor nuestra atención, sin llegar a ser la película del año. Es entretenida y cumple su misión.

Oscar: Yo creo que el problema del "Código..." no fue que intentaran venderlo como que todo era cierto. De hecho en la novela siempre se ha vendido todo como "basado en" pero, pienso, la iglesia se escandalizó tanto con lo que allí se narraba, que la propaganda fue más allá de lo deseado. Lo mismo pasa con esta: es cierto lo de que la antimateria existe y que podría ocasionar esa explosión pero, según he leido, ni se puede crear hoy día una cantidad como la de la película, ni se podría hacer con una partícula tan pequeña. Por lo visto haría falta crear una cantidad enorme de antimateria y hoy por hoy es imposible.

Hellion: Bueno, es la película del momento hasta dentro de dos semanas, que ya sabemos lo que se estrena... tantan tan tatan, tantan tan tatan, tinoniiiii ninoniiii... (jejejeje!)

Trepamuros: No sabía lo de la venta anticipada para "El Código..."! En fin, espero que pase lo mismo cuando yo haga una película, jajajajaj!

Abrazos varios...

Oscar dijo...

Es cierto, puede que el "problema" (no para Dan Brown y sus editores, por supuesto :-P) de El Código... fuera que la iglesia se lo tomó demasiado en serio, y claro, tanto fanático boicoteando en las librerías y declaraciones de integristas y tal, le dieron más publicidad de la que en un principio se pensaba.

Pero también es verdad que los responsables se aprovecharon todo lo que pudieron de eso. Creo recordar que El Código... tiene un pequeño prólogo (al menos la edición que yo leí) en el que se dice que todo lo que se cuenta está perfectamente documentado y es rigurosamente cierto. Eso es lo que hizo a ese libro distinto y le dio toda esa propaganda "viral".

Lo de la antimateria... pufff, jajaja, es más ciencia-ficción que Asimov.

Primero: NO SE VE. O sea, la antimateria es la materia formada por antipartículas. Si te dicen: "mira, en este tubito de cristal hay un gramo de hidrógeno" ¿serías capaz de verlo? pues lo mismo con el anti-hidrógeno, aunque lo que se ha conseguido obtener son cantidades tan pequeñas que no se puede ver a simple vista.

Si querían hacer que se viera, habría sido más correcto representarlo como un gas irradiado por alguna luz especial que discriminara sus componentes.

Segundo: LA CONTENCIÓN. La antimateria se caracteriza por ser totalmente inestable, y uno de sus mayores problemas es la contención y el almacenamiento. Sí es verdad que uno de los métodos que mejor resultado da es el aislamiento mediante campos magnéticos, aunque creo que actualmente se tienen que usar unos contenedores enooooormes para almacenarla durante poquito tiempo.

Y tercero: LA EXPLOSIÓN. Que la antimateria sea difícil de contener no significa que pasado un tiempo explote, sino que DESAPARECE. La materia y la antimateria se eliminan mutuamente al contacto de una con la otra, y siempre prevalece la que tiene más cantidad. Así que, si soltáramos un gramo de antimateria sin contener en nuestro "mundo real" de materia, desaparecería al instante. Desde luego, no explotaría, y si explotara ni mucho menos daría lugar a una nebulosa y, qué casualidad, muy parecida a la nebulosa que se conoce en astronomía como "El ojo de Dios", como la que sale en la película.

Aparte, una nebulosa es de grande como una galaxia, no pequeña como unos fuegos artificiales.

El mayor peligro que tiene la antimateria es que algunos dicen que podría provocar un pequeño agujero negro, aunque eso no está muy claro que pueda pasar. Y si fuera así, la explosión del Vaticano sería más correcto representarla como sucede en la nueva de Star Trek con cierto planeta.

Y porque no ha empezado mi novia a decir: "este autor no puede ser Illuminati porque la orden se creó muchos siglos después, y esta estatua bla bla bla, y esto otro bla bla bla" XD

Es curioso, muchas veces hay más ciencia y rigurosidad en las pelis de "naves espaciales y marcianitos" que en las películas normales "no-frikis".

Todavía me acuerdo de Misión a Marte. Qué maravilla de película, aunque muchos digan que es un rollo XD

Un saludo!

Colossus dijo...

Yo la he visto, y me gusto... pero nada que ver con el código, el personaje de Tom podria ser cualquier policia, como que en esta no tuvo tanto que descubri de los simbolos, como en la del Codigo, pero la trama estubo buena...

Saludos...

Daniel dijo...

Jejejej, menudo post se ha marcado Oscar, jajajajja! Me gusta que hagais comentarios largos y poder leer vuestras opiniones, muchas gracias.

Colossus: Estoy de acuerdo contigo en que el personaje de Tom Hanks está falto de carisma. No tiene ningún rasgo que lo identifique y te haga exclamar "mira, ESE es Robert Langdon" y es una pena... Creo que, en el fondo, Hanks es un lastre para la película y, con otro actor, esta saga podría haberse visto con otros ojos.

Por cierto, ¿sabes que hace unos años estuve en Córdoba, allá en Argentina?

Saludos a los dos...