viernes, 2 de enero de 2009

Una Noche en el Museo

Como están ahora liados los "julivudienses" estos con la segunda parte, me decidí la otra tarde a ver esta película del (polifacético) Ben Stiller.

A pesar de ser, para mi, una "Jumanji" actualizada me ha resultado bastante entretenida. Aunque bien es cierto que Stiller deja aquí a un lado los personajes que tanto me gustan y nos trae una película de corte más familiar.

Lo de "Jumanji", ojo, lo digo por los paralelismos obvios con esta. Personajes muy diversos de un mundo distinto que llegan al nuestro (que si los romanos, los personajes históricos, los animales, los seres fantásticos, etcétera) y que tienen que ser devueltos a él por la supervivencia de ambos mundos.


La trama es sencillita entonces. Euh... eso, HABLAMOS DE LA TRAMA!!!


Ben Stiller empieza un nuevo trabajo como guarda nocturno del museo de cera de su ciudad relevando al anterior guarda por jubilación de este (que está interpretado por el [infravalorado en España] gran actorazo Dick Van Dyke). Parece un trabajo facil y tranquilo hasta que descubre algo insólito: al caer la noche todas las figuras del museo cobran vida, todas.

Así, el primer susto se lo lleva cuando el gran esqueleto de Tiranosaurio Rex que hay en el hall comienza a moverse... para jugar con él.

Aunque la primera noche resulta una tortura para nuestro protagonista, poquito a poco y con la ayuda de algunos personajes y un libro de instrucciones, va consiguiendo dominar la situación. El Rex es, básicamente, como un perro pequeño que siempre reclama su atención, las miniaturas están siempre en constante pelea porque están en vitrinas distintas, el presidente Teddy Roosevelt (interpretado por Robin Williams) está enamorado de la india que hay unos expositores más allá, etc.


El caso es que todos los seres cobran vida porque, en el ala del museo dedicada a Egipto, hay una "tabla" de oro mágica que alguien está interesado en robar...


Y hasta aquí puedo leer, que diría Mayra Gomez-Kempt.


Ya digo, es una película de corte muy familiar donde no vamos a ver a Ben Stiller con su típico humor pero, para una tarde de estas que no para de llover, sentado en el sillón de casa junto a tu pareja con una mantita, da el "pego".





Otros Posts



2 comentarios:

Trepamuros dijo...

Sí, la peli está bien. Es entretenida, tiene algún golpe gracioso y la puede ver toda la familia. A veces vale más la pena un producto así, correcto, que no uno que intente abarcar demasiado y la cague por todos lados. Feliz Año, por cierto.

Daniel dijo...

FELIZ AÑO AIRAM!!

Estoy de acuerdo con eso que dices que a veces es mejor crear un producto que, aunque previsible, sea aceptable a uno con demasiadas aspiraciones que se queda en apenas humo...

Por cierto, el feliz año es extensivo a Chiky, eh??

Un abrazo!