viernes, 17 de septiembre de 2010

Peter Pan: Gira por Méjico (II)

La segunda mitad de gira por Méjico nos dijeron que iba a ser más dura y, sí, en parte ha sido cierto... pero no para tanto.

Al comienzo, y exceptuando la primera semana cargada de ensayos con su estreno en Guadalajara, teníamos como mucho dos tres días de trabajo a la semana y el resto del tiempo lo echábamos en conocer la ciudad de turno y, sobre todo, la piscina del hotel que tocase.

Por lo que iba a ser más duro el trabajo en agosto era porque el grueso de representaciones estaban concentradas en ese mes.

La dos primeras semanas las pasamos en México D.F. y nuestra programación constaba de una función diaria de miércoles a viernes más dos el sábado y dos el domingo. En realidad, cuando disfrutas de tu trabajo de la manera en que me pasa a mí y subirte a un escenario te sirve de terapia y te ayuda a olvidar las cosasa malas, las penas, y te sientes en armonía y feliz, un ritmo d trabajo como ese no supone nada.

En D.F., además, tuve la suerte de estrenar "mi" Jefe Indio. Me explico.

Cuando estaba en el barco y me llamaron para este trabajo me dijeron "vas a hacer el papel de Pedro Espadas" y Pedro, que yo ya lo conocía de antes, interpretaba a Smee y punto. Sin mebargo, al llegar a Madrid y llevar ya algunos días de ensayo, me dijeron "luego pasamos contigo el Jefe Indio" y yo respondí con esa elocuencia que me caracteriza y ese don de palabra "¿Que quéeeeee?"; "¿No te han dicho que el cover de Israel y tienes que estudiarte el Jefe Indio?", "Nop" dije yo... Así que, al final, la escena de texto y, lo que más me imponía, la canción como solista que tiene este personaje. Esto ocurría, aclaro, porque a su vez Isra era el cover de Capitán Garfio así que, cuando él tuvo que salir (en dos ocasiones) yo pude disfrutar también dando vida a otro personaje diferente, algo que me encantó y hasta me dió pnea poder hacerlo sólo esas dos veces.

Un "kitkat" en la gira.

Aprovechando que teníamos un par de días libres semanal, al tener más tiempo libre pudimos ir a pasar una jornada a Six Flags, con varios de los compañeros del elenco que eran de allí (loa actores éramos españoles y los bailarines mejicanos). ¿Que qué es Six Flags? pues es, explicado rápidamente, el parque de atracciones Warner pero en vez de en Madrid, en Méjico. Nos subimos en todas las montañas rusas: Superman, Batman, la de madera, las de agua... vamos, todas las que caían. Nos hinchamos a comer hamburguesa, kilos y kilos de palomitas de maíz (con y sin chile), algodón de azucar, me tosté todo el cuello, cara y brazos por culpa del sol (y de que no me puse protección solar porque soy medio idiota) y, atención aquí viene uno de mis momentos favoritos aproveché que el cambio de euros a pesos mejicanos nos favorecía para comprarme esto:


...ya te dije en otro post que pensaba darte envida, Oscar, jejeje. Fue un día de los mejores, de verdad.

INCISO. Aunque la moneda fluctua, como en cualquier país, y a veces tieen más fuerza y otras menos, a nosotros el cambio nos salió por 16 pesos 1 euro; es decir y por redondear: 10 euros eran 160 pesos. La gorra me costó 180 pesos así que no está mal porque salen poco más de 11 euros y esta misma en el parque de España (si es que está en Warner a la venta) no creo que baje de 20 euracos del ala. FIN INCISO.

Seguimos con la gira.

Si desde que empezamos tuvimos que ir abrigaditos casi todos los días por el frío y las lluvias, cuando llegamos a Monterrey la cosa cambio por completo y nos íbamos derritiendo por las calles.

Monterrey es una de las ciudades que se encuentran al norte de México así que, como podéis suponer, es también una de las más americanizadas al encontrarse en la frontera con Estados Unidos. De allí me quedo con tres recuerdos: la tarde que llegamos y que nos metimos como locos en un buffet libre y comimos hasta reventar (de hecho luego ni cenamos), la noche de la cena a la luz de las velas y el público de aquella ciudad; os puedo asegurar con diferencia que era de los mejores de todo el país junto a Guadalajara. Se reían y aplaudían por todo y daba igual si teníamos a 100 personas que a dos mil, porque estaban entregadísimos.

En una de las paradas de este mes fuimos a ver el Castillo de Chapultepec que, de tan grande que es, sólo me dió tiempo a ver bien las exposiciones de la sala de abajo. No pude sacar fotos con mi cámara pero, si pincháis en el link que os he dejado preparado, podréis ver imágenes de internet. El castillo os lo dejo a continuación.

En otra de las paradas visitamos el pueblo de Zacatecas donde pudimos ver, y estas sí son mías, cosas como estas:



Y para acabar, aunque el orden correcto es que esta fué la primera excursión que hicimos, os dejo fotos de nuestra visita a las piramides de Teotihuacan justo aquí debajo:


Y poco más que contaros, la verdad. Muchas funciones, mucha diversión y mucha gente a la que echar de menos ahora que todo se ha acabado...

Nunca, jamás, me ha pasado en un grupo de teatro lo que me ha ocurrido en este. Sí que es cierto que a nivel personal mi estado de ánimo cambió completamente; empecé la gira de una forma y volví a España completamente renacido cuál ave fénix pero, aunque he notado el cambio, no soy consciente de cuando ocurrió.

Jamás, nunca, he llorado ni he echado de menos a nadie al terminar un montaje. Soy bastante consciente de cómo es la profesión donde me he metido y que un montaje y las personas con quienes compartes tu vida durante esos meses no estarán ahí para siempre. Que esto es un curro de ida y vuelta, sí, y que hay veces en que vuelves a coincidir con antiguos compañeros y otras que, simplemente, no tienes esa suerte... pero esta vez ha sido diferente.


Os quiero mucho, y os echo de menos. Y aunque hay gente a la que extraño más que a otros, espero que nos podamos ver pronto y si es sobre las tablas mucho mejor.

Gracias por ese tiempo, por la alegrías y los buenos momentos. Gracias a los que me comprendieron y se abrieron a mí y gracias, también, por darme la oportunidad de mostrarme como soy. Gracias por no ser sólo compañeros y por ser además amigos. Y, sobre todo, gracias por curar esas heridas y devolverme la alegría.


Espero que nos volvamos a ver pronto.


Otros Posts



6 comentarios:

Trepamuros dijo...

Esas son las cosas que te llevas para siempre como experiencia en la vida. Las que te marcan, te enseñan y te ayudan a superar cualquier cosa. Y luego dicen que ya no hay gente sensible y sentimental coño, si es que da hasta sentimiento leerte.

Con esa gorra de Flash te veo yo un día de estos intentando correr a más velocidad que un coche en alguna autopista. XDDD La verdad es que este tipo de cosas hay que aprovecharlas, un caprichito que te sale mucho más barato que en España es tan irresistible que sería pecado no hacerlo. :P

Un abrazo.

Daniel dijo...

Trepas: Sí, Tienes toda la razón, sólo por esta experiencia ya mereció la pena trabajar en Peter Pan.

Y no te sé decir por qué fué pero sí soy consciente de que este grupo fue muy "piña", no sé si me explico. He trabajado en otros sitios donde la gente va mása su rollo pero aquí, casi hasta el último día, íbamos todos juntos a conocer sitios o a tomar una cerveza o a comer... En fin, que ha sido diferente y muy especial.

Y la gorra... jejeje, no es lo único que compré en Six Flags, ya verás en un próximo post que pasada de camiseta... Espera, ¡me acabo de acordar que te lo conté por Messenger!

¡¡Un abrazo Airam!!

JUAN VASCO dijo...

jejeje, eso es la edad Daniel, que uno se vuelve más sentimentaloide jejje. Es broma!!!

Me alegro de que el grupo fuera una piña y os llevarais tan bien, no hay nada peor que trabajar con compañeros pelmazos.

La gorra es una pasada, ya estoy deseando ver esa camiseta.

Un abrazo!!!!

Daniel dijo...

Juan: Pues serán los años, serán... jejejeje.

La camiseta caerá dentro de poco en otro de mis post frikis (váis a flipar otra vez, ejejej).

Abrazos para tí toda tu gente!!

Oscar dijo...

AAAAAHHHH!!! BRIBOOOOOON!! TE ODIOOOOOOO!!! -pero con cariño- ;-)

El otro día vi a un tipo por león con una camiseta de esas grises con el Flash corriendo de lado QUE YO TODAVÍA NO HE ENCONTRADO, y no pude menos que echarle una mirada de "ESTOY SEGURO DE QUE NO SABES LO QUE ESTAS LLEVANDO Y MUCHO MENOS ERES MERECEDOR DE HACERLO ¬_¬"

A mí la que me encanta es la camiseta naranja con (creo) la primera portada de Flash que hizo Michael Turner. Antes la tenían en la tienda de DC pero ahora ya no la veo, pero el otro día se la vi puesta a Sheldon en uno de los últimos episodios de la 3 temporada de Big Bang Theory.

Pero bueno, te disculparé porque tú sí que la mereces y porque... POR FIN PUDE COMPRARME LA CAMISETA DE HONG KONG PHOOEY DE SPRINGFIELD, PORQUE LA ENCONTRÉ A 7 EUROS!!! (en vez de el robo de 20 € que me pretendían calcar en temporada)

Quién dijo que los hombres no entendíamos de moda?? XD

Un saludo!

Daniel dijo...

Oscar!!! Jejejejej, si es que en cuanto la ví pensé en tí... ¡pero no pensamientos impuros, eh? jajajaj...

¿Sabes que esa camiseta gris con Flash la he buscado por España y creo que es de hace 2 veranos de Pull & Bear? A mi me encanta.

Tú también estás enganchado a Big Bang Theory, eh? Va a ser verdad eso de "dios los cria y ellos se juntan", jeje.

Y me alegro de la camiseta de Hong Kong Phooey, ¿sabes qué me pasó a mí? Me diste el chivatazo cuando estaba en el barco currando, en caunto llegué a España la busqué y me la compré, la tuve día y medio metida en la bolsa con la etiqueta puesta... y la devolví. Me pareció tan tan cara que nada más salir de la tienda me arrepentí, así que ya ves el resultado final.

Dentro de unos días verás la camiseta que compré en Méjico, es de Superman y lo mejor de todo es que ¡me la recomendó una amiga! Yo quería otra y ella me dijo "cómprate esa"... y menos mal que le hice caso porque es muy chula. Saldrá en un segundo post de mis camisetas (te aseguro que no tenía ni idea de que tuviese tantas!!).

En fins, un abrazo!!