domingo, 5 de septiembre de 2010

Peter Pan: Gira por Méjico (I)

Y ya estamos de vuelta en España después de apenas dos meses por aquellas tierras.

La experiencia ha estado bien. Momentos buenos, momentos regulares pero, sobre todo, momentos para el recuerdo que quedarán ahí archivados en fotografías y vivencias hasta que la memoria nos falle a todos con la edad (jejeje).

Empiezo, que esto va para largo.


SEMANA 1.-

Después de 15 horas de vuelo incluyendo un transbordo de 1 hora en Méjico D.F. (para llegar a Guadalajara, que era donde realmente comenzaba la gira) morimos todos directamente en el hotel asignado. Por decir algo porque don Jet Lag nos acompañó desde nuestra salida en Madrid a las 14:30 hasta nuestra llegada a las 22:30 de ese mismo día pero, como digo, 15 horas después; es decir, en Méjico son 7 horas menos que en España así que, en realidad, llegamos a las 5:30 de la madrugada hora española.

En el aeropuerto de Barajas, 1 hora antes de saber lo que nos esperaba...

Los tres días siguientes, tanto mis compañeros como yo, nos fuimos acostumbrando al horario lo mejor que pudimos aunque rara era la mañana que no nos despertábamos a las 6:30 ó 7:00 sin quererlo.

Al ser la primera semana, los ensayos eran "exageraos". Citación a las 9 de la mañana (o 9:30 en el mejor de los casos) y a echar horas hasta las 20:00, 21:00 o casi 23:00 (como también llegó a pasar). Fué la semana en la que, por hache o por be, acabamos cayendo todos con algún malestar tipo estomacal... Para colmo no paró de llover durante los 9 días que estuvimos en Guadalajara; que tampoco es que importase mucho porque vivíamos casi en el teatro.

Hablando del teatro y los ensayos: creo que no he tenido más agujetas en toda mi vida con tantas horas de coreografías. Como en el grupo ya me conocían "por referencias", ya desde Madrid me empeñe en bailar todo perfectamente; que sí, que lo conseguí y todo fué de maravilla... hasta que a las coreos empezamos a añadirle la parte cantada. ¡Ojú, no me ha faltado más aire en los pulmones en mi vida! ¡Qué paliza, señores! Esos Niños Perdidos con sus saltitos constantes y esos Piratas con sus movimientos bruscos y secos... menos mal que somos 15 personas en escena bailando y cantando y entre unos y otros nos tapamos los huecos de respiración.

Total, que llega el día del estreno con invitaciones y prensa y más o menos sale todo bien (como siempre que se estrena algo, vaya). Las funciones se suceden en Guadalajara y el teatro, de 1900 butacas de aforo, está hasta arriba en cada una de ellas. Me sacaron, por cierto en uno de los periódicos de aquí; y digo bien, "me sacaron", porque el gracioso del redactor, en un espasmo de pocas neuronas, no se informó de los cambios del elenco correctamente y puso que "el humor tampoco faltaba en la obra gracias a la comicidad del actor Pedro Espadas", que es al actor que sustituyo yo en el papel de Smee y que ya no está... en fin, es lo que hay.

SEMANA 2.-

Empezamos a movernos y nos vamos a Aguascalientes.

Lo primero a tener en cuenta es que el clima mejora sustancialmente. No llueve tanto, la temperatura es más alta... y el hotel tiene piscina (el anterior, a pesar de que nos dijeron lo mismo, no tenía).


Como ya está todo ensayado y "limpio" (en argot teatrero), nos dedicamos únicamente a las funciones lo cuál repercute directamente de manera positiva en nuestro tiempo de ocio "piscinil", jejejeje... Además, la zona donde estamos en Aguascalientes es bastante comercial y tenemos tiendas, bares y hasta un cine a tiro de piedra. Aquí me compré unos zapatos "de salir" muy guapos que, al cambio, me salieron por 11 euros. Estuvimos de excursión un día en un pueblo bastante bonito pero que no recuerdo el nombre (algo rollo mejicano, en plan, "Temazazacolote" o "Potetlapote" o "Yoquesezote").

Elenco de Piratas... Y elenco de Indios


Todo bien y nos vamos a Veracruz.

...13 horas. ¡Trece horas de autobus y no paró de llover en todo el camino! Menos que, a la llegada, el sol resplandecía en lo alto... Bueno, va, es un dicho, llegamos a las 22:00 de la noche... ¡pero estaba despejado!

Veracruz es, por darle una definición rápida y que todos conozcamos, el Benidorm o Salou mejicano. Costa, chiringuitos, gente por todos lados... y 97 por ciento de humedad en el ambiente, cágate lorito. Fué bajar la primera noche del autobus y sentir todos una sensación de ahogo y falta de respiración bastante desgradable. De todas formas, no hay nada que no cure la pedazo de piscina que tenía este hotel (esta sí que era grande) o la playa privada. Por otro lado, las funciones en Veracruz flojas, muy flojas. La empresa que mueve el musical en Méjico (es una coproducción con la empresa que venimos desde España) tuvo algunos problemas y no hizo nada de publicidad hasta la misma mañana del estreno, así que hubo que suspender una de las cuatro funciones que había programadas y en el resto apenas se llegó a las 300 personas... Lo bueno es que eso nos dejó tiempo para un último bañito y salir por la noche a tomar una copa antes de salir a la mañana siguiente a Puebla.

Ahí, todos pillados in fraganti y muy naturales... jejeje...



SEMANA 3.-

Méjico D.F.

Aquí estuvimos dos semanas enteras porque la ciudad es de las más grandes y se hizo muchas promoción. La verdad es que aplaudo a mis compañeros protagonistas del musical porque, además de hacer doble función diaria y darlo todo en el escenario, tenían que levantarse a punta mañana para ir a televisiones y radios tanto Andrea (Wendy), Marcos (Peter Pan) y Miguel Ángel (Capitán Garfio y también nuestro director musical); Eva y Jesús, otros dos de mis compañeros, también se comieron alguna que otra entrevista a las 6 de la mañana los pobres...

D.F., además de ser grande, es una ciudad a una altitud considerable comparada con el resto de Méjico así que no veáis lo que supuso en más de una ocasión el compaginar las coreografías tan enérgicas con el ir cantando. Como anécdota os puedo contar que al salir del escenario, entre "cajas", teníamos preparado un paramédico con una bombona de oxígeno por si acaso. Nos dijeron que, antes que nosotros, fueron los de Yllana con "Paganini" y les pasó lo mismo.


Coreografía de los piratas...

Esta ciudad es también una de las más peligrosas de Méjico así que tiene lo que allí llaman "Zona Rosa" y no, no es como el barrio de Chueca, que ya os estoy viendo las ideas. Es una parte de la ciudad en donde tienes la seguridad de que no te va a pasar nada malo y puedes pasear tranquilamente; están todos los restaurantes y tiendas y, el peligro más grande, es que dejes la tarjeta de crédito a cero, jejeje.

Me voy a plantar aquí porque esto va "pa" largo... Os dejo una segunda parte en unos días con el resto de la gira y algunos momentos de ocio, ¿vale?

¡Saludos!

Otros Posts



3 comentarios:

Trepamuros dijo...

Por fín algo de historia para entretenernos, ya era hora. Jajjajaja.

Geniales tus experiencias, como siempre. Lo de la "Zona Rosa" también podría haber sido una zona para la prensa de ese color. Pero tienes razón, la mente de uno se va a donde se va, es inevitable. XDDD

Un abrazo.

Daniel dijo...

Sí, Trepas, es que entre arrastrarme por los sillones del jet lag, el ver a los amigos y a la famiilia, se me han ido varios días (llegué oficialmente a casa el jueves).

He añadido al post la foto de la piscina de Aguascalientes, que se me escapó antes por las ansias de terminarlo de una vez.

Voy a ver si me pongo ya a redactar el segundo, pa que luego no se me acumule, jejeje.

¡¡Un abrazo!!

JUAN VASCO dijo...

Muy bueno Daniel, que pasada la experiencia, tu vida tiene que estar repleta de anécdotas.

Que faena que hablen bien de ti en un periodico y se equivoquen de nombre.

Mola mucho la foto en la que estás sentado con el traje de pirata y esa iluminación.

Tu trabajo tiene que ser tan duro como gratificante.

Un abrazo!!!